A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
CineBiografía

Belmondo, Jean-Paul (1933-VVVV).

Actor y productor de cine francés nacido en Neuilly-sur-Seine el 9 de abril de 1933.

Vida.

Vástago de un renombrado escultor francés de origen siciliano llamado Paul Belmondo y de una pintora, Jean-Paul Belmondo creció entre problemas escolares (asistió a diferentes colegios: al de la calle Henri Barbusse, a L’École Alsacienne y al instituto Louis-le-Grand). Practicó el boxeo en sus años juveniles pero, tentado por el mundo de las tablas, realizó una audición ante el famoso André Brunot, quien le hizo debutar en el teatro en 1950 y le embarcó en una gira por los hospitales de París en la que encarnaba al príncipe de La bella durmiente. Raymond Girard, que vio dotes de excelente actor en el joven Belmondo, le preparó en su examen de acceso para el Conservatorio de Arte Dramático de París, en el que logró ingresar en 1951. No debutó en cine hasta 1957, en A pie, a caballo y en coche, de Maurice Delbez, pero las escenas en las que intervenía fueron eliminadas en la sala de montaje antes de que el filme se estrenase.

En el año 1959 intervino en dos películas de cierta significación: A todo riesgo, de Claude Sautet y, sobre todo, Una doble vida, de Claude Chabrol; pero fue Al final de la escapada (Á bout de soufle según su título original), de Jean-Luc Godard, el filme que le convertiría en estrella. Estrenado en ese mismo año, Belmondo daba vida en él al personaje de Michel Poicard. En principio, la película pretendía ser una suerte de manifiesto estético de la Nouvelle Vague que rindiera homenaje a los thrillers de Preminger, a las películas de cine negro producidas por la Monogram y a la época dorada de Hollywood; sin embargo, Godard acabó imponiendo en el filme su propio estilo. Belmondo, tan insolente como el mismo tono de la película, seguro, seductor, amoral, un tanto pueril también, se divertía en ella como un chiquillo, entraba en la cama de su amante con los calcetines blancos y se ponía el sombrero para llamar por teléfono y hasta para ir al lavabo. Belmondo modificó la imagen tradicional de galán joven, lo que le sirvió para poder interpretar, con varios registros, tanto comedia como drama. Sus maneras causaron sensación, sobre todo en Italia. Directores de muchísimo prestigio en aquellos años le llamaron entonces para que interviniera en sus películas: Vittorio de Sica casi escribió para él un papel en Dos mujeres (1960); Mauro Bolognini le hizo un hueco en su La viaccia (1961) y Alberto Lattuada hizo lo propio en Cartas de una novicia (1960).

Trabajó asiduamente con directores como Henri Verneuil, Louis Malle, René Clément, Jaques Deray, Alain Resnais o Chabrol y el propio Godard, pero en 1961 comenzó a trabajar con dos directores que le utilizaron como actor fetiche: Jean-Pierre Melville, autor de la magistral Le silence de la mer (1948), y Philippe de Broca. Entre las obras que interpretó para el primero destaca Léon Morin prêtre (1961), en la que daba vida a un sacerdote. Basada en la obra de Béatrix Beck, ganadora del célebre premio Goncourt de novela en 1952, cuenta cómo una mujer -encarnada por la maravillosa Emmanuelle Riva, la protagonista de Hiroshima mon amour (1959), de Alain Resnais- se confunde cuando cree ver en él todas las virtudes e ideales de un hombre. Con De Broca, Belmondo asentó su imagen de rufián simpático y caradura. Juntos realizaron películas como Cartouche (1961); Las tribulaciones de un chino en china (1965), a partir de la novela de Jules Verne; Cómo destruir al más famoso agente secreto del mundo (1973); El incorregible (1975), la última película de ambos juntos; y, sobre todo, el inmenso éxito de taquilla que supuso El hombre de Río (1964), una divertidísima parodia que mezcla a la perfección el thriller, la comedia y las aventuras.

Con Jean-Luc Godard volvió a colaborar en Una mujer es una mujer (1961) y en Pierrot el loco (1965), nuevo estandarte de la cultura intelectual francesa. Pensada en un principio para ser protagonizada por Michel Piccoli, es considerada a menudo como la más personal y acabada de Godard. Otro destacado papel de Belmondo, esta vez dirigido por François Truffaut, es el que interpreta en La sirena del Mississippi (1969), una película de las a menudo catalogadas como "menores", en la que Belmondo demuestra su calidad dramática mientras se desenvuelve en una historia de engaños y desamores junto a Catherine Deneuve.

Siguiendo la estela de su gran rival en la pantalla francesa, Alain Delon, fundó una compañía productora y en los setenta y primeros años ochenta se inmiscuyó en todos los procesos de producción de su filmografía. Algunas de esas películas, de muy poca calidad, fueron simples vehículos comerciales de lucimiento del actor. De cualquier forma, el gran fracaso como actor y productor se produjo en 1974 con Stavisky, de Alain Resnais, que le apartó definitivamente de emprender ningún otro producto experimental.

En la década de los ochenta regresó al teatro con Kean (1987), de Robert Hossein, actividad que siguió combinando con el cine. En este último medio todavía conseguirá algunos éxitos de taquilla en películas que de nuevo explotaban su imagen; entre ellas destacan El profesional (1981), de George Lautner; As de Ases (1982), de Gérard Oury; o El imperio del León (1988), de Claude Lelouch, interpretación que le valió el Cesar francés. En los años noventa, pese a la buena acogida de Testigo de excepción (1994), de Claude Lelouch, se volcó totalmente en las tablas (Teatro Marigny de París) y sólo abandonó ese medio para encarnar personajes dramáticos, como en Los Miserables, versión actualizada de la obra de Victor Hugo.

Cariñosamente llamado por los franceses Bébel, Jean-Paul Belmondo escribió su autobiografía, titulada Trente ans et vingt-cinq films; fue presidente del Sindicato de actores franceses entre 1963 y 1966 y ha sido distinguido por el presidente de la República francesa con la Orden de la Legión de Honor. Su buena estrella en la vida se apagó en 1994, cuando su hija mayor, Patricia, murió en un incendio.

Filmografía.

1957: A pie, a caballo y en coche; Una rubia peligrosa; Un domingo maravilloso; Les copains du dimanche.
1958: Les tricheurs; Mademoiselle Ángel.
1959: Una doble vida; A todo riesgo; Al final de la escapada; Las distracciones; La francesa y el amor (episodio L’adultere).
1960: Cartas de una novicia; Moderato cantabile; Dos mujeres.
1961: Léon Morin, Prêtre; La viaccia; Una mujer es una mujer; Amores célebres; Un tal La Rocca; Cartouche; Charlotte et son Jules.
1962: Un mono en invierno; El confidente; Pensión a la italiana; La estafadora; Un coeur gros comme ça.
1963: Dragées au poivre; El guardaspaldas; El día más corto.
1964: El hombre de Río; A escape libre; La caza del hombre; Cien mil dólares al sol.
1965: Fin de semana en Dunkerke; Secuestro bajo el sol; Pierrot el loco; Las tribulaciones de un chino en china.
1966: Dulce Gamberro; ¿Arde París?
1967: El ladrón; Casino Royal.
1968: Ho!; El cerebro.
1969: La sirena del Mississippi; Del amor y de la infidelidad.
1970: Borsalino; Gracias y desgracias de un casado del año II.
1971: El furor de la codicia.
1972: Doctor Casanova; El clan de los marselleses.
1973: El heredero; Cómo destruir al más famoso agente secreto del mundo.
1974: Stavisky.
1975: Pánico en la ciudad; El incorregible.
1976: El cazador de mujeres; El cuerpo de mi enemigo (y producción).
1977: El animal.
1979: Yo impongo mi ley a sangre y fuego.
1980: El rey del timo.
1981: El profesional.
1982: As de ases.
1983: El marginal.
1984: Rufianes y tramposos; Simpático y caradura (y producción).
1985: Asalto al banco de Montreal.
1986: El solitario.
1988: El imperio del león (y producción).
1992: L’inconnu dans la maison (y producción).
1994: Las cien y una noche; Testigo de excepción.
1996: Desiré.
1998: Une chance sur deux.
1999: Peut-être.

JCP

Autor

  • JCP.