A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
CineBiografía

Piccoli, Michel (1925-VVVV).

Actor francés, nacido el 27 de diciembre de 1925 en París, de verdadero nombre Jacques Daniel Michel Piccoli.

Nacido en el seno de una familia de músicos de origen italiano, Michel Piccoli optó muy joven por el oficio de comediante: no había cumplido los quince años cuando pisó las tablas del legendario Théatre Babylone y poco después ingresó como meritorio en la compañía de Madeleine Reynaud y Jean-Louis Barrault, siguiendo el aprendizaje habitual de las obras de repertorio y el conocimientos de los medios de expresión gracias a la observación diaria, en escena, de esos magníficos actores. Desde 1944, fecha de su primera aparición cinematográfica, hasta el presente, Piccoli ha intervenido en cerca de ciento setenta títulos (si se cuentan sus trabajos en televisión), lo cual constituye una marca difícil de alcanzar por cualquier actor de su generación, sobre todo si se considera que desde principios de los sesenta casi todas esas intervenciones tienen carácter de protagonista. En una nómina tan abultada de títulos hay desde obras maestras hasta títulos pésimos que sólo merecen el olvido; pero también se han producido a lo largo de estos cincuenta años de actividad profesional relaciones de fidelidad significativa, tanto con directores como con intérpretes: las más destacadas son las que ha establecido con Marco Ferreri, a cuyas órdenes ha trabajado en siete ocasiones, Luis Buñuel (seis) o Claude Sautet (cinco); en cuanto a actrices, en ocho oportunidades se ha emparejado con Catherine Deneuve; en siete, con Anouk Aimée y Romy Schneider; y en cinco, con Simone Signoret; y ha mantenido estimulantes réplicas con Marcello Mastroianni (diez ocasiones); Yves Montand y Gerard Depardieu (seis); y Charles Vanel y Ugo Tognazzi (cinco). En dos ocasiones ha sido galardonado en festivales internacionales, aunque ha sido recompensado en su país en bastantes ocasiones: en el Festival de Cannes de 1980 por Salto en el vacío (1979), de Marco Bellocchio, y en el Festival de Berlín de 1982 por Une étrange affaire (1981), de Pierre Granier-Deferre.

La carrera cinematográfica de Michel Piccoli se desarrolló con lentitud en sus comienzos, pues aunque participó en más de veinticinco películas a lo largo de sus diez años iniciales, no consiguió destacar de la fila de actores secundarios; intervino en varias comedias extravagantes de Paul Paviot, incorporó diversos tipos de policías en las películas de ese género que proliferaron en Francia en la década de los cincuenta y participó en películas de prestigiosos directores, aunque en cometidos menores: con Jean Renoir en French Can-Can (1954), con Alexandre Astruc en Les mauvaises rencontres (1955), o con Luis Buñuel en La muerte en este jardín (1956). De finales de los cincuenta data su primer papel protagonista: fue en Siempre te quise (1957), de Richard Pottier, en la que interpretaba a un coreógrafo casado con Sonia Ziemann y acosado por Sylvia López y Annie Cordy, pero ni la calidad ni la repercusión comercial de la película ayudaron a que se estableciera como verdadera primera figura.

Comenzó Piccoli los años sesenta con una decidida voluntad de asentarse en el medio cinematográfico, si no en funciones de protagonista, desde luego como antagonista cualificado, lo que contribuyó a definir su carácter y su personalidad interpretativa: un galán maduro con las suficientes dosis de cinismo y sentido del humor como para construir personalidades diversas que siempre resultaban atractivas y que llamaban poderosamente la atención del espectador; de esta forma, Piccoli se instalaba en esa tendencia privilegiada que sólo los grandes actores han logrado: ser siempre él mismo y adaptar cualquier tipo a sus genuinas características. Consciente y reflexivo sobre la condición del comediante, él mismo ha definido su actitud: "hay actores que se ponen en trance, que se autocomplacen, que desean que se les vea. A mí me gusta que se vea a los personajes que interpreto. No estoy aquí para hacer mi número [...]. Yo me pliego, me eclipso. Para ser actor es preciso ser flexible, moldeable".

Su personaje de Nuttheccio en El confidente (1961), de Jean Pierre Melville, revela esa decidida voluntad de descollar en cualquier reparto. Con Jean-Paul Belmondo como protagonista, Michel permaneció en un segundo plano, pero otorgó a su interpretación un sereno vigor y una contundente energía. Otro tanto ocurrió con su personificación de Paul Javal en El desprecio (1963), de Jean Luc Godard: midiéndose con las potentes personalidades de Brigitte Bardot y Jack Palance, Piccoli consiguió remontar las características del escritor mercenario para impregnar su actuación de intensa y ambigua seducción.

A partir de esas dos interpretaciones, directores importantes solicitaron su colaboración ya que era capaz de exhibir en unas cuantas pinceladas los rasgos definidos de un carácter complejo: así, Luis Buñuel le confió en Diario de una camarera (1964) el rijoso burgués señor Monteil o el cínico Henri Husson de Bella de día (1967), que tras acosar de forma indecorosa a la mujer de su amigo, consigue humillarla cuando conoce su doble vida. En esta época contrajo matrimonio con Juliette Greco, personalidad significativa de la intelectualidad artística parisiense: estuvieron casados de 1966 a 1977.

Siguió trabajando no sólo en cine, sino también en los escenarios teatrales. Tuvo la oportunidad de emparejarse en 1966 y gracias a La ladrona, de Jean Chapot, con la que sería la actriz más adecuada para compartir sus vivencias sentimentales en la pantalla: Romy Schneider. A lo largo de los siguientes años, Piccoli y la infortunada actriz desplegarían un variado repertorio de complejas relaciones afectivas, desde las sosegadas, con un punto de trágica melancolía, de Las cosas de la vida (1969), de Claude Sautet, hasta las feroces y sórdidamente crueles de El trío infernal (1974), de Francis Girod.

En 1969 entró en escena un director que tuvo una decisiva influencia en la consolidación del carácter interpretativo de Michel Piccoli: Marco Ferreri le ofreció con el personaje de Glauco en Dillinger ha muerto la posibilidad de interpretar a un tipo solitario, encerrado con sus obsesiones y sus más negros fantasmas. Algunos de los rasgos de esta personalidad obsesiva y neuróticamente exiliada de la sociedad fueron utilizados posteriormente por Luis García Berlanga al caracterizar al patético amante de la muñeca en Tamaño natural (1974). Ferreri observó el lado menos amable de Piccoli y le otorgó personajes de continua confrontación con los valores convencionales y reaccionarios, en los que explotaba el verbo sardónico y la expresión maliciosa del actor. Quizá los personajes más claramente irreverentes y sarcásticos que haya interpretado Piccoli a las órdenes de Ferreri sean el Buffalo Bill de No tocar la mujer blanca (1974), donde tuvo la oportunidad de volver a coincidir con otra de sus actrices predilectas, Catherine Deneuve, o el Hermano Jean-Marie de Los negros también comen (1988). Naturalmente, esa tendencia un tanto proclive a la desmesura, contenida siempre por una rigurosa disciplina que ha alentado en bastantes de sus mejores interpretaciones, alcanzó su máximo desarrollo en ese festín del exceso que es La gran comilona (1973), en la que, no por azar, Ferreri le enfrentó con tres grandes actores (con los que también se encontraría en otros repartos) de parecidas características, pese a sus contrastadas singularidades: Ugo Tognazzi, Philippe Noiret y Marcello Mastroianni.

A principios de la década de los setenta, cuando tenía a sus espaldas cerca de ochenta interpretaciones cinematográficas, Michel Piccoli se convirtió en productor independiente, una decisión ligada a su grado de compromiso, no sólo como actor, sino como individuo que vive las contradicciones y presiones capitalistas de su oficio. Razona así su opción: "El trabajo que nosotros hacemos depende completamente de la política y de la economía. Conozco gentes que viven egoístamente en su pequeño mundo cerrado. Yo no quiero acabar así. Yo quiero participar". E irrumpe de un modo ciertamente agresivo en el panorama apacible del cine francés con el perturbador panfleto Themroc (1972), que también protagoniza, y cuya realización encomienda al radicalmente contestatario Claude Faraldo. Sus intenciones como productor siguieron manifestándose en esa misma línea de virulenta oposición al sistema y a las estructuras anquilosadas e injustas de la sociedad, ofreciendo oportunidades a realizadores que participaban de esa actitud ideológica: Jacques Rouffio (Siete muertes por prescripción facultativa, 1975), Peter Fleischman (Der dritte grad, 1975), Bertrand Tavernier (Los inquilinos, 1977), Francis Girod (Libertad salvaje, 1978) o Luciano Tovoli (Il generale dell'armata morta, 1983).

A lo largo de estos últimos años, Michel Piccoli ha seguido desarrollando esa misma actividad que le ha caracterizado en todos los períodos de su carrera: además de participar en series de televisión, ha seguido siendo fiel a los directores con los que poseía una complicidad tanto artística como personal y, consecuente ideológicamente con su actitud cívica, siempre ha optado por los autores que le proponían proyectos afines a esas inquietudes. Así, volvió a trabajar con Jacques Rouffio en Testimonio de mujer (1982), y de nuevo junto a Romy Schneider, encarnando a Max Baumstein, cuya vida acaba arruinada por los nazis, y Mon beau-frère a tué ma soeur (1986) una irónica parodia del género detectivesco; repitió con Francis Girod en René la Canne (1977); participó en uno de los filmes más polémicos de Yves Boisset, El atentado (1972), director con el que volvió a trabajar en dos ocasiones más y, en fin, se dejó arrastrar por los excesos discursivos de Marco Bellocchio en Salto en el vacío (1979), por cuya interpretación obtuvo el Premio al mejor actor en el Festival de Cannes, y en Gli occhi, la bocca (1982), donde tuvo de compañera de reparto a Ángela Molina.

Michel Piccoli fue la imagen-fetiche de Agnès Varda en Las cien y una noches (1995) para representar simbólicamente al CINE (con mayúsculas); la directora le gratificó con el personaje de Simon Cinéma, donde, además, disfrutaba de la complicidad de queridos colegas, como Marcello Mastroianni o Jane Birkin.

En 2006 participó en el filme de Manuel de Oliveira de Belle toujours, nada menos que un "epílogo" del Bell de jour de Buñuel, un juego en el que la propia Deneuve se negó a participar (fue sustituida por Bulle Ogier) y en el que el Piccoli se reencuentra con su personaje. La película, realizada con un presupuesto mínimo, supone una sacrcástica y espléndida revisión de la mítica cinta de Buñuel, donde sus personajes se enfrentan al paso de los años y a las confesiones de un lejano pasado en el transcurso de una peculiar cena.

Filmografía

1944: Sortilèges.
1949: Le parfum de la dame en noir; Le point du jour.
1950: Sans laisser d'adresse.
1951: Terreur en Oklahoma.
1952: Torticola contre Frankensberg; Saint-Tropez, devoir de vacances; Chicago Digest; Destinos de mujer.
1953: Raiders of the Seven Seas; Interdit de séjour.
1954: Tout chante autour de moi; French Can-Can.
1955: María Antonieta; Les mauvaises rencontres.
1956: La muerte en este jardín; Ernst Thälmann-Führer seiner Klasse; Les sorcières de Salem.
1957: Natalie; Rafles sur la ville; Siempre te quise.
1958: Les copains du dimanche.
1959: La dragée haute; La bête à l'affût.
1960: Le bal des espions.
1961: El confidente; Le Vergini di Roma; Le rendez-vous; La chevelure (cortometraje).
1962: Climas; Fumée, histoire et fantaisie (cortometraje).
1963: El día y la hora; El desprecio.
1964: La chance et l'amour; De l'amour; Diario de una camarera; Paparazzi (mediometraje documental); Bardot et Godard (cortometraje documental).
1965: Les ruses du diable; Parodie Parade; Marie Soleil; Agentes dobles; Los raíles del crimen; Le coup de grâce; Café Tabac (cortometraje); Lady L; Tentazioni proibite (cortometraje documental).
1966: ¿Arde París?; El engaño; Las criaturas; La guerra ha terminado; La ladrona.
1967: Bella de día; Sobra un hombre; Mon amour, mon amour; Las señoritas de Rochefort.
1968: El amor es un extraño juego; Diabolik; Benjamín, diario de un joven inocente; La prisonnière.
1969: La Vía Láctea; Dillinger ha muerto; Las cosas de la vida; Topaz; La invitada.
1970: L'invasion.
1971: La audiencia; Escapada a la italiana; Max y los chatarreros; La década prodigiosa.
1972: El atentado; El discreto encanto de la burguesía; Ella, yo y el otro; La Cagna/Liza; Themroc; La dama de azul.
1973: La gran comilona; Le Far-West; Relaciones sangrientas.
1974: El fantasma de la libertad; Tamaño natural; No tocar la mujer blanca; Tres amigos, sus mujeres y los otros; El trío infernal.
1975: Leonor; La faille; Siete muertes por prescripción facultativa; Der dritte grad.
1976: Todo Modo; F comme Fairbanks; Mado; La última mujer.
1977: Poder y corrupción; L'imprecateur; René la Canne; Los inquilinos.
1978: Libertad salvaje; Le sucre; Strauberg Ist Da; La petite fille en velours bleu; Giallo napoletano.
1979: Le mors aux dents; Le divorcement; Salto en el vacío.
1980: Der Preis Fürs Überleben; Atlantic City.
1981: La fille prodigue; Une étrange affaire; Espion, léve-toi.
1982: Gli occhi, la bocca; Que les gros salaires lévent le doigt!!!; Una habitación en la ciudad; Detrás de la puerta; La noche de Varennes; El precio del peligro; Testimonio de mujer; Passion.
1983: Il generale dell'armata morta.
1984: Success Is the Best Revenge; Viva la vie!; La diagonal del loco.
1985: Péril en la demeure; Partir, revenir; Adieu, Bonaparte.
1986: Mauvais sang; Mon beau-frère a tué ma soeur; Le Paltoquet; La puritaine.
1987: Das Weite Land; La Rumba; Maladie d'amour; L'homme voilé.
1988: Los negros también comen; Blanc de Chine.
1989: Marta y yo; Milou en mayo.
1991: Archipel; El ladrón de niños; Les équilibristes; La bella mentirosa; Das Schicksal des Freiherrn von Leisenbohg; Contre l'oubli.
1992: Le souper; Le bal des casse-pieds; La vie crevée; From Time to Time.
1993: Ruptures; La cavale des fous.
1994: Bète de scene; El ángel negro; Al-Mohager; Train de nuit.
1995: L'Univers de Jacques Demy (documental); Deux fois cinquante ans de cinéma francais (documental); Las cien y una noches.
1996: Party; Compañera de viaje; Beaumarchais, el insolente.
1997: Tykho Moon; Généalogies d'un crime.
1998: Simoom: A Passion in the Desert; Rien sur Robert.
1999: Libero burro; París Tombuctú.
2000: Les acteurs; Tout va bien, on s'en va.
2001: Je rentre à la maison.
2003: Ce jour-la; Un homme, un vrai; La petit Lili.
2004: Mal de mer.
2005: Espelho mágico.
2006: Jardins en automme; Belle toujours.

Director

1994: Train de nuit (también guionista e intérprete).
1997: Alors voilá (también guionista).

Productor

1972: Themroc.
1975: Siete muertes por prescripción facultativa; Der dritte grad.
1977: Los inquilinos.
1978: Libertad salvaje.
1983: Le general de l'armée morte.

Trabajos para televisión

1979: La confusion des sentiments.
1987: La ruelle au clair de lune.
1988: Sueurs froides (en el episodio "Louis-Charles, mon amour").
1989: Les grandes familles.
1995: Tödliches Geld.

Bibliografía

  • PICCOLI, Michel: Dialogues égoistes. 1976.

J. García de Dueñas

Autor

  • Emilio cine.