A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
CineBiografía

Tavernier, Bertrand (1941-VVVV)

Director de cine francés nacido el 25 de abril de 1941 en Lyón (Francia).

Vida

Hijo de un famoso poeta y periodista, estudió leyes durante un par de años hasta que comenzó a entrevistar a directores y publicar críticas cinematográficas para algunas revistas francesas entre las que se encontraba Cahiers du Cinéma. En torno al cine se desarrollaría su actividad profesional a partir de entonces, comenzando por la fundación de un cine-club y siguiendo con la publicación de varios libros. Tras realizar algunos trabajos como publicista y colaborar en numerosos guiones, dirigió su primer corto en 1963. Durante diez años se dedicó a este género, hasta que en 1974 dirigió su primera película en solitario. Anteriormente había colaborado con otros directores como Claude Berri, Claude Chabrol o Jean François Hauduroy en títulos como La chance et l'amour (1964) o Les baisers (1964).

Su primera película en solitario, El relojero de Saint Paul (1974), exploró las relaciones familiares a través de la historia de un relojero que un día descubre que su hijo se ha convertido en un asesino. Era el inicio de su colaboración con el actor Philippe Noiret. El comienzo de Tavernier como director tuvo mucha fuerza dentro del cine francés. Ese mismo año dirigió Que empiece la fiesta, también con Noiret, a quien acompañan Jean Rochefort, que ganó el César al mejor actor secundario, y Jean Pierre Marielle. Tavernier conseguiría otro César por su labor como director, y también sería premiado el guión. Su siguiente título, El juez y el asesino (1975) le permitió describir la naturaleza del mal y de nuevo le proporciona un César al guionista Jean Aurenche. En 1977 Tavernier se atrevió con una historia autobiográfica: Los inquilinos (1977), que abordó la historia de un famoso escritor que sufre un bloqueo creativo, al que da vida Michel Piccoli. Esta reflexión profesional será también el tema de Une semaine de vacances (1980), en donde vuelve a reunir a Noiret y Michel Galabru, ganador del César por El juez y el asesino. La novela de David Compton le proporciona el tema para su siguiente película, La muerte en directo, que expone, mucho antes que El show de Truman (1998), la obscenidad de la ausencia absoluta de intimidad. Harvey Keitel y Romy Schneider protagonizan un drama donde no sólo la televisión invade la vida y la muerte, sino también donde los personajes se ofrecen como los únicos capaces de redimir los propios errores del hombre en su búsqueda del control ajeno. La película fue nominada al Oso de Oro en el Festival de Berlín. Coup de torchon (1981) lo sería al Oscar como mejor película extranjera; es un retrato de un hombre sin dignidad que un día le da la vuelta a su personalidad. En ella volvió a reunir a sus actores fetiche.

Después de haber sido una figura indiscutible dentro del cine francés, Tavernier hizo un alto en el camino para volver su interés hacia el Sur americano, a su música, sus costumbres y paisajes en Mississippi Blues (1984), un documental realizado con la ayuda de un párroco americano. De vuelta al cine francés, comenzó una racha de grandes películas intimistas, pobladas de retratos magníficos, y con una búsqueda incesante de las cosas importantes de la vida. Un domingo en el campo (1984), basada en la novela de Pierre Bost y con un guión co-escrito por Tavernier y su mujer, Colo, obtuvo el César a la mejor fotografía, al guión y a la mejor actriz (Sabine Azéma). La pasión Beatrice (1988), también co-escrita por Colo Tavernier, volvió a ahondar en las relaciones paterno-filiales, y consiguió crear una atmósfera densa con unos giros narrativos muy complejos. Con La vida y nada más (1986), Tavernier captó el espíritu de la Francia de postguerra, utilizando a sus personajes para recuperar el pasado. Los festivales premiaron la contribución artística, al actor Philippe Noiret y a la película. Daddy Nostalgie (1990) viene a cerrar una serie de títulos en los que las dificultades de las relaciones familiares se presentan como uno de los temas que más obsesionan al director.

En 1991 treinta directores franceses, entre los que se encuentran Resnais, Godard y el propio Tavernier, utilizaron la película Contre l'oubli para hacer una petición a favor, cada uno, de un prisionero político. La década de los noventa llegó para Tavernier con ansias de cambio. Realizó un drama policial, Ley 627 (1992), y una historia de aventuras, La hija de D'Artagnan (1994), basada en una idea original de Ricardo Freda y Eric Poindron. Freda, que iba a ser el director, fue sustituido en el último momento por Tavernier, por voluntad del productor Fred Bourboulon, preocupado por la avanzada edad del director italiano. La carnaza (1995) recuperó la línea narrativa de Tavernier, con una de sus películas más duras; basada en la novela de Morgan Sportes, se adentra en el crimen desde el punto de vista de los personajes: tres adolescentes que lo ven como un mal necesario para conseguir sus sueños. Tavernier ganó por ella el Oso de Oro del Festival de Berlín, y Olivier Sitruk y Marie Gillain consiguieron sendas nominaciones a los premios César como actor y actriz revelación, respectivamente. El género bélico, tratado más desde el drama personal que desde el conflicto, marcó la, hasta el momento, última película de Tavernier, Capitán Conan (1996). Basada en la novela homónima y autobiográfica del escritor francés Roger Vercel, Capitán Conan es el segundo paso en la intención de Tavernier de hacer una trilogía sobre la guerra del 1914 -el primero fue La vida y nada más-. Su protagonista, Philippe Torreton, ya había trabajado antes con el director en Ley 627 y La carnaza. La película ganó el Premio de la crítica Internacional Fipresci y dos premios César al mejor director y mejor actor protagonista.

El cine de Tavernier no sólo se ha beneficiado del legado de su padre, sino de su propio trabajo como crítico, periodista y guionista, actividades ejercidas con la misma meticulosidad con que anotaba en su cuaderno a sus tres directores favoritos, Ford, Welman y Hathaway.

Filmografía

Como director

1963: Baiser de Judas (episodio de Les baisers; codirección).
1964: Le jeu de la chance (episodio de La chance et l'amour; codirección).
1973: El relojero de Saint Paul (y coguión).
1974: Que empiece la fiesta (y coguión).
1975: El juez y el asesino (y coguión).
1977: Los inquilinos (y coguión).
1980: Une semaine de vacances (y coguión); La muerte en directo (y coguión).
1981: Coup de torchon (y coguión).
1984: Un domingo en el campo (y coguión); Mississippi Blues (documental).
1986: Alrededor de la medianoche (y coguión).
1987: La pasión Beatrice (y coguión).
1988: La vida y nada más (y coguión).
1990: Daddy Nostalgie (y coguión).
1991: La guerre sans nome (y coguión).
1992: Ley 627 (y coguión).
1994: La hija de D'Artagnan (y coguión).
1995: La carnaza (y coguión).
1996: Capitán Conan (y coguión).
2002: Salvoconducto.
2004: Holy Lola.
2009: Dans la brume électrique.
2010: La princesse de Montpensier.

Como guionista

1965: Mercenarios sobre El Congo.
1966: Entre las redes.
1983: La trace (y producción).
1986: Le mois d'avril sont meurtriers.

Como productor

1978: Así como eres.
1994: Veillées d'armes.
1997: Fred.

Como actor

1963: La boulangère de Monceau.
1993: Jean Renoir; Les demoiselles ont eu 25 ans; François Truffaut: portraits volés.
1996: Lumière: The First Picture Show (como narrador).
1997: Cannes… les 400 coups (como él mismo).

Otros trabajos

1961: Le doulos (publicidad).
1963: Le mépris (publicidad).
1964: Maciste, gladiatore di Sparta (ayudante de dirección).
1990: Un eté áprès l'autre (consejero técnico).

Bibliografía

  • ARECCO, S. Bertrand Tavernier. Pavía: Il Castoro, 1993. Nº 157.

  • RIAMBAY, E. TORREIRO, M. (eds.). La vida y la muerte: el cine de Bertrand Tavernier. Valencia: Filmoteca de la Generalitat, 1992.

Autor

  • Cristina Manzano Espinosa