A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
DeportesBiografía

Bueno, Maria (1939-VVVV).

Tenista brasileña nacida en Sao Paulo el 11 de octubre de 1939 con el nombre completo de Maria Esther Andion Bueno, cuatro veces vencedora individual del Campeonato de Estados Unidos y tres del torneo de Wimbledon.

Es por palmarés la mejor jugadora latinoamericana de todos los tiempos, y una de las grandes figuras tenísticas de la historia a pesar de ver mermada su trayectoria por las lesiones. Especialista en superficie de hierba, Bueno poseía un amplio repertorio de golpes y exhibía siempre un juego fluido y con enorme movilidad, con constantes subidas a la red para rematar los puntos con su magnífica volea. Jugadora esbelta, era a juicio de muchos poseedora de una natural elegancia en las pistas que recordaba a la francesa Suzanne Lenglen.

Con diecisiete años saltó a la fama tras imponerse en la final de dobles de Wimbledon formando pareja con la gran campeona del momento, Althea Gibson. Al año siguiente -1959- llegó uno de sus mejores momentos al alcanzar su primera final de Wimbledon, en la que venció a la norteamericana Darlene Hard por 6-4 y 6-3, y hacer lo propio en el Campeonato estadounidense ante la británica Christine Truman, a quien derrotó por un fácil 6-1 y 6-4. En 1960 repitió hazaña en las pistas londinenses con el logro de su segundo título individual, y además conquistó en una sola temporada el de dobles de Wimbledon, Roland Garros y Estados Unidos junto a Hard, con la que formó una de las mejores parejas de dobles femeninos de la época; en cambio, la propia Darlene Hard la venció en la final individual del Campeonato estadounidense de ese año, a pesar del esfuerzo de Bueno en el segundo set, que ganó por 12-10. Tras varias temporadas sin brillar en el circuito debido a sus problemas físicos, en 1963 volvió a disputar y ganar la final individual del Campeonato USA frente a la campeona australiana Margaret Smith, una de sus grandes rivales, y logró el tercero en 1964 derrotando con suma facilidad a Carole Graebner por 6-1 y 6-0.

Convertida nuevamente en número uno mundial -ya había ostentado esta privilegiada posición en 1959-1960-, recuperó la corona de Wimbledon ante Smith en una memorable final que se decantó en su favor por 6-4, 7-9 y 6-3; por contra, perdió las dos siguientes finales de 1965 y 1966 ante la propia Margaret Smith y la norteamericana Billie Jean King, respectivamente. En 1966 ganó su cuarto título estadounidense al vencer a Nancy Richey por 6-3 y 6-1, pero la introducción del profesionalismo, al que permaneció ajena en un principio, y nuevos problemas de lesiones marcaron el declive de su carrera deportiva y su retirada poco tiempo después. En 1975 reapareció en el circuito profesional por un breve espacio de tiempo.

Autor

  • 0104 MAH