A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
PolíticaHistoriaBiografía

Guzmán Reynoso, Abimael (1934-VVVV).

Revolucionario peruano nacido el 3 de diciembre de 1934 en el pueblo de Tambo, provincia de Mollendo (Arequipa). Sus padres fueron Abimael Guzmán Silva y Bereniza Reynoso. Estudió en Arequipa en el colegio La Salle, y en 1953 ingresó en la Universidad de San Agustín de Arequipa con la intención de estudiar Derecho y Filosofía. Allí ejerció una importante influencia sobre él su profesor de filosofía, Miguel Ángel Rodríguez Rivas, admirador de Kant, y allí también inició sus primeras lecturas marxistas. A finales de los años 50 se afilió al Partido Comunista Peruano, al que posteriormente criticaría por su falta de fervor revolucionario. En 1961 se graduó en Filosofía con la tesis "Sobre la teoría kantiana del espacio", y en Derecho con la titulada "El Estado democrático burgués", en las que ya se reflejaba su firme adhesión al marxismo. Para entonces, la Universidad de San Cristóbal de Huamanga había reabierto sus puertas en 1959, tras haber permanecido clausurada durante ochenta años. En 1962 fue elegido rector de la misma Efraín Morote Best, quién le ofreció la dirección del Departamento de Filosofía.

Se trasladó a Ayacucho a finales de 1962, donde conoció la situación del campesinado que subsistía en medio de la pobreza y sometido a la servidumbre bajo el régimen de las haciendas. Se afilió entonces al Comité Regional “José Carlos Mariátegui” del Partido Comunista Peruano, en donde se encargó de responsabilidades relacionadas con el trabajo juvenil. En 1963 conoció a Augusta La Torre, hija de un prominente hacendado de la región, con quién se casaría. En 1964, al producirse la ruptura entre los sectores prosoviéticos y prochinos en el Partido Comunista Peruano, Guzmán se adhirió a este último sector liderado por Saturnino Paredes, un abogado defensor de las comunidades campesinas. El nuevo partido se llamaría "Partido Comunista del Perú-Bandera Roja", por el nombre de su periódico partidario. Utilizando los cargos administrativos de la universidad, comenzó a agrupar fuerzas entre los estudiantes y a difundir el marxismo entre las comunidades campesinas y los barrios pobres. Impulsó la organización de una serie de “organismos generados” que agrupaban la base social del partido.

Viajó a China en 1965 y a su regreso fue incorporado al Comité Político Nacional. En 1969, al estallar la protesta estudiantil en las ciudades de Huamanga y Huanta contra las medidas restrictivas en la gratuidad de la enseñanza, dictadas por el gobierno del general Juan Velasco Alvarado, Guzmán movilizó a sus “organismos generados” que funcionaban en el interior del Frente de Defensa del Pueblo de Ayacucho, fundado en 1966, por lo que fue detenido y trasladado a la capital junto con decenas de dirigentes populares. Las consecuencias políticas de dichas protestas llevaron a una crisis interna en Bandera Roja. Al salir de la cárcel, Guzmán viajó por segunda vez a China. Al volver a principios de 1970 tomó el control del Comité Central y expulsó del partido a Saturnino Paredes. Poco tiempo después, Guzmán y sus seguidores fundarían el Partido Comunista del Perú-Sendero Luminoso (véase Sendero Luminoso), manteniendo como base política el Comité Departamental de Ayacucho y los comités estudiantiles de varias universidades de Lima, Chiclayo y Huancavelica. Sin embargo, hacia 1974 Guzmán comenzó a perder influencia en la Universidad de San Cristóbal de Huamanga, negándosele el apoyo de importantes gremios estudiantiles y cargos administrativos, por lo que decidió trasladarse a Lima para continuar su prédica en las universidades de la capital. Su influencia en Huamanga se redujo a los Planteles de Educación “Guamán Poma de Ayala” en la Facultad de Educación, de donde provendrían varios jóvenes dirigentes de Sendero Luminoso, como Edith Lagos, muerta en 1983.

En 1979 el Comité Central tomó la decisión de preparar el inicio de la guerra popular, por lo que diversos contingentes iniciaron su entrenamiento militar en diversos puntos del país. En abril de 1980 se crea la Primera Escuela Militar, y el 17 de mayo, un día antes de las elecciones generales que elegirían a Fernando Belaúnde como presidente de la República, se efectuó la toma del local del Jurado Nacional de Elecciones del pueblo de Chuschi y de destruyó el material electoral. Con este acto simbólico se había iniciado la guerra popular en el Perú, que costaría en 12 años casi 25.000 muertos, producto de los enfrentamientos entre la subversión y las fuerzas del orden, así como costos económicos equiparables al total de la deuda externa peruana. El primer golpe de imagen del grupo llegó el 3 de marzo de 1982 con el asalto a la cárcel de Huamanga y la liberación de más de 300 presos, 78 de ellos senderistas.

A lo largo de los años 80, mientras el movimiento subversivo se extendía por el país, los servicios de inteligencia parecían incapaces de encontrarlo y capturarlo. Comenzaron así a surgir serias dudas acerca de que Abimael Guzmán estuviera vivo, debido a que sufría de psoriasis y de policitemia. En 1988, el diario oficial de Sendero Luminoso, El Diario, publicó una extensa entrevista con Abimael Guzmán “en algún lugar del Perú” con la intención de demostrar que seguía vivo, aunque no se publicó ninguna foto contundente. En junio de 1990, fue allanada una casa en el distrito de San Borja en donde se encontraron pruebas de su presencia reciente y múltiples materiales de propaganda. A principios de 1991, una nueva casa fue allanada y en ella se encontraron pruebas irrefutables: un vídeo de la clausura del Primer Congreso Nacional de Sendero Luminoso, en el cual aparecían al lado del camarada “Gonzalo” todos los miembros del entonces Comité Central, así como otro vídeo que mostraba las exequias de Augusta La Torre, al parecer muerta en noviembre de 1988 en circunstancias no aclaradas.

A comienzos de 1992, Sendero Luminoso había comenzado a centrar sus acciones en Lima y parecía haber llegado a un nivel de “paridad estratégica”. Ante esta situación, la Dirección de Investigaciones Contra el Terrorismo había formado un grupo especial de inteligencia con un sólo fin: capturar a Abimael Guzmán. Dicho trabajo dio sus frutos el 12 de setiembre de 1992, cuando fueron allanadas una serie de casas en donde se encontraban los principales miembros del Comité Central de Sendero Luminoso, y Abimael Guzmán fue capturado. La operación había sido realizada de una manera tan cautelosa que el presidente Alberto Fujimori no había sido informado de dicha acción. En los días siguientes el escepticismo de la población fue demolido ante la visión del principal dirigente de Sendero Luminoso. El 6 de octubre, en un juicio sumario por un tribunal militar "sin rostro", fue condenado a cadena perpetua junto con los demás dirigentes capturados. Un año después, Abimael Guzmán dirigiría una serie de cartas al presidente Fujimori con el fin de llegar a un acuerdo de paz. Sin embargo, un sector de Sendero Luminoso encabezado por el camarada “Feliciano” se negó a aceptar dicho acuerdo, por lo que, refugiado en la ceja de selva peruana, continúa dirigiendo un reducido grupo de seguidores.

Desde su captura, Abimael Guzmán fue ingresado en una base militar bajo condiciones de extrema seguridad. No obstante, en marzo de 2003 el Tribunal Constitucional peruano anuló la sentencia a cadena perpetua dictada en 1992 y ordenó someter al reo a un nuevo juicio ante un tribunal civil. Guzmán y diecisiete dirigentes senderistas se sentaron en el banquillo el 5 de noviembre de 2004. El líder de la organización maoísta que durante 20 años declaró la guerra al Estado peruano comparecía en público por primera vez desde su detención, aunque los fuertes altercados que protagonizaron los procesados, sus familiares y los medios de comunicación acreditados en la primera sesión obligaron a suspender el juicio. Siete días más tarde, el proceso fue suspendido nuevamente después de que el fiscal del caso solicitara la recusación del presidente del tribunal. Por aquellas fechas, las autoridades ordenaron el traslado de Elena Iparraguirre, número dos de Sendero y pareja sentimental de Guzmán, a otro recinto penitenciario.

El juicio contrra el camarada "Gonzalo" se reaunudó el 26 de septiembre de 2005 y el 14 de octubre de 2006 fue condenado a cadena perpetua.

Autor

  • Ricardo Portocarrero