A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
HistoriaPolíticaBiografía

Trimble, David (1944-VVVV).

Político británico nacido en Irlanda del Norte el 15 de octubre de 1944. Miembro de la comunidad protestante, descendiente de los emigrantes británicos que se asentaron en la región durante los siglos XVI y XVII, se convirtió en defensor a ultranza de los intereses de esta comunidad frente a los católicos-nacionalistas irlandeses en cuanto al mantenimiento de los lazos del Ulster como parte integrante del Reino Unido. Trimble ha desarrollado toda su carrera política dentro de las filas del Partido Unionista del Ulster, UUP, formación que preside desde 1995.

Catedrático de universidad, se formó académicamente en el Bangor Grammar School. Casado y con cuatro hijos, lidera la corriente moderada de los protestantes unionistas, leales a la corona británica. El problema político del Ulster, vigente a lo largo de varias centurias, se inició con la llegada al territorio de los británicos, escoceses e ingleses principalmente, a partir del siglo XVII y se recrudeció durante el siglo XX, concretamente, desde la década de los años veinte, cuando mediante tratado se estableció la división de Irlanda en dos zonas, una independiente y otra, el Ulster, bajo soberanía británica. Desde entonces, las reivindicaciones nacionalistas por parte de la comunidad católica irlandesa, minoritaria en la región, no han cesado, mientras la amplia mayoría de protestantes unionistas se ha demostrado incapaz de resolver un conflicto que ha envenenado el ámbito político hasta la actualidad. Dentro de esta última comunidad, se han desarrollado distintas formaciones políticas que representan desde las posturas más intransigentes y extremistas con respecto a la población católica nacionalista, hasta opciones más moderadas que intentan establecer de algún modo la normalización.

Trimble fue elegido miembro de la Upper Bann (Cámara Alta) del Ulster en las elecciones de 1990. Anteriormente, en 1975 y 1976, había formado parte de la Convención Constitucional para Irlanda del Norte. Desde 1985 hasta 1990, ejerció como presidente de la Junta de Asociación Unionista, Lagan Valley, función que alternó con la presidencia de la Junta de la Sociedad del Ulster. Desde su posición de compromiso con los intereses de los unionistas, Trimble, líder del UUP desde 1995, se ha mantenido abierto al proceso negociador sobre la pacificación de Irlanda del Norte, puesto en marcha a iniciativa de los gobiernos de Dublín y Londres. El principal problema para Trimble fue encontrar la fórmula para conjugar cierta autonomía política, suficiente para satisfacer las aspiraciones de los católicos irlandeses, sin que ello abriera las opciones en el futuro a un desligamiento del Reino Unido. Previa a esta cuestión, Trimble, y en general el resto de fuerzas políticas probritánicas, deseaban que el primer paso partiera de los radicales nacionalistas implantando el cese de los actos terroristas y el uso de la violencia como arma política.

Tras el Acuerdo de Stormont y su ratificación en referéndum en mayo de 1998, Trimble fue elegido ministro principal del autogobierno de Belfast, un Ejecutivo plural formado por todas las fuerzas políticas implicadas en el llamado Acuerdo de Viernes Santo. El 16 de octubre de aquel año le fue concedió el Premio Nobel de la Paz, que compartió con el también político irlandés, el líder nacionalista católico John Hume, "por sus esfuerzos para encontrar una salida pacífica al conflicto en Irlanda del Norte".

A pesar de las esperanzas de pacificación, los plazos para el desarme del IRA previstos en el texto de Stormont no se cumplieron y Trimble, reelegido como líder del UUP en junio de 2001, anunció su intención de dimitir como jefe del gobierno norirlandés si el IRA, incumplía nuevamente su promesa de entregar las armas. El ministro principal del gobierno autónomo consumó su amenaza y el 1 de julio de 2001 confirmó su renuncia y designó a su ministro de Comercio, Reg Emey, para ocupar su cargo en funciones. El esperado anuncio de la inutilización de los arsenales armamentísticos del IRA se produjo finalmente el 23 de octubre de 2001, un "gesto" que Trimble acogió con satisfacción y que consideró de la máxima relevancia para desbloquear el estancado proceso de paz.

Tras el anuncio de la inminencia del desarme, el veterano político unionista se mostró dispuesto a presidir nuevamente el Gobierno autónomo. Sin embargo, el optimismo inicial duró apenas una semana porque Trimble no logró el apoyo suficiente de la Asamblea para conseguir la reelección. Según una cláusula del Acuerdo de Viernes Santo, la elección de primer ministro exigía al candidato lograr la mayoría en cada uno de los dos grandes bloques parlamentarios, los partidos nacionalistas católicos y los unionistas protestantes. Paradójicamente, el líder del Partido Unionista del Ulster (UUP) recibió los votos favorables de todos los partidos católicos, incluido el Sinn Fein, pero no consiguió la mayoría necesaria en el bando unionista, donde algunos de sus miembros más extremistas mostraron su recelo ante el anuncio de desarme del IRA.

El anuncio de una nueva crisis amenazaba el proceso de paz y el ministro británico para Irlanda del Norte, John Reid, se apresuró en buscar una solución para salvar la autonomía del Ulster. La encontró en la Alianza, un pequeño partido político independiente con cinco escaños en la Asamblea. Nunca antes esta formación política había consentido que se la incluyera en ninguno de los dos bandos tradicionalmente enfrentados en Irlanda del Norte, nacionalistas y unionistas, pero, en aras del beneficio general, aceptó la propuesta de Reid para afiliarse provisionalmente como partido unionista y votar favorablemente en la elección de Trimble. El 6 de noviembre de 2001, el líder del UUP logró la reelección como ministro principal del Ulster.

La fragilidad de la estabilidad política en Irlanda del Norte volvió a evidenciarse en el otoño de 2002. En esta ocasión, la tormenta estalló con la revelación de la existencia de una supuesta actividad de espionaje del IRA en el Gobierno británico a través de las oficinas del Sinn Fein en el Parlamento del Ulster. La policía registró la sede del Sinn Fein en Stormont y se incautó de diversa documentación supuestamente obtenida por un "topo" del IRA y que podría ser utilizada con fines terroristas. El primer ministro del Ulster, David Trimble, exigió a Tony Blair la inmediata expulsión del Sinn Fein del Ejecutivo autónomo bajo amenaza de retirarse él mismo del Gobierno si Londres no atendía su petición. El ultimátum unionista convertía en inevitable la suspensión de la autonomía de Irlanda del Norte para buscar una salida negociada a la crisis y, efectivamente, el 14 de octubre de 2002, Blair anunció, por cuarta vez en dos años, la suspensión del autogobierno de Belfast.

A finales de 2003, los resultados de las elecciones legislativas para elegir una nueva Asamblea en el Ulster, cuyo autogobierno se mantenía suspendido desde 2002, abrieron un complicado escenario político, tal y como aventuraban los pronósticos y como temían los Gobiernos de Londres y Dublín. Los electores protestantes y católicos dieron la victoria a los partidos más radicales de sus respectivas comunidades, el DUP del reverendo Ian Paisley y el Sinn Fein de Gerry Adams; circunstancia que convertía casi en indefinida la situación de ingobernabilidad en la provincia. Idéntica situación volvió a repetirse con ocasión de los comicios legislativos al Parlamento británico en los que, mientras Tony Blair lograba la confianza de la mayoría de los británicos para iniciar su tercer mandato, los electores del Ulster certificaban el dominio de las formaciones radicales norirlandesas. En este escenario político, y por primera vez en quince años, el unionista moderado David Trimble perdió su escaño en la Cámara de los Comunes. El veterano político, que presentó entonces su dimisión como líder del UUP, fue sustituido por Red Empey al frente de los unionistas moderados.

Autor

  • Eva Mª De Miguel Ceballos