A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
LiteraturaBiografía

Silvestre, Paul Armand (1837-1901)

Poeta, narrador y dramaturgo francés, nacido en París en 1837 y fallecido en Toulouse en 1901. Aunque sus primeros pasos vocacionales le llevaron por el sendero de las Ciencias -cursó estudios superiores en la Universidad Politécnica de París-, pronto se inclinó por una actividad profesional que, dentro de la vía administrativa, le permitiera dedicar gran espacio de tiempo a la que después se manifestaría como su verdadera afición innata: la creación literaria. Así, llegó a ocupar cargos de cierta relevancia en la vida pública de su país, como el de inspector de Bellas Artes, al tiempo que se entregaba a la escritura poética para irrumpir en el panorama cultural francés con un poemario, Rimes neuves et vieilles (Rimas nuevas y viejas) que mereció una acogida favorable por parte de críticos y lectores especializados. Este afortunado desembarco en el mercado editorial francés alentó la vena poética de Paul Armand Silvestre, quien poco después acrecentó su bibliografía lírica con algunos títulos tan relevantes como La gloire des souvenirs (La gloria de los recuerdos), La chanson des heures (La canción de las horas) y Le pays des roses (El país de las rosas).

En general, todas estas entregas poéticas presentan como rasgo común su rigurosa factura formal, de impecable acabado clásico y ajustado equilibrio entre la expresión y el contenido. Precisamente este sereno y contenido clasicismo que se manifiesta en su obra lírica se sitúa en un polo radicalmente opuesto a la línea estilística que preside su producción narrativa, caracterizada por una libertad expresiva que a veces alcanza, por exceso, manifestaciones propias de los géneros burlescos. Entre estas desbordadas narraciones de Paul Armand Silvestre, cabe recordar las tituladas Cuentos pantagruélicos y galantes, Historias bellas y honestas y Los maravillosos relatos del almirante Lekelpudobec.

En su faceta de autor dramático, el escritor parisino cultivó tanto su lado severo y formalista como su vertiente excesiva y desenfadada. Ello quedó patente en las diversas obras que escribió, pertenecientes a modalidades genéricas tan diversas como la opereta bufa y el misterio sagrado, sin olvidar el reconocimiento de que gozó por su autoría de numerosos libretos para óperas serias, como Dmitri, Enrique VIII, Los Templarios o Jocelyn.

Autor

  • José Ramón Fernández de Cano