A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
PinturaArtes industrialesBiografía

Seguí, Antonio (1934-VVVV)

Pintor, ilustrador y grabador argentino nacido en la ciudad de Córdoba en el año 1934; es uno de los máximos representantes de la corriente hiperrealista de su país.

Realizó sus estudios artísticos entre Argentina y Europa. A los diecisiete años visitó ciudades como París y Madrid, donde conoció a personajes de renombre en el ámbito de las artes.

En 1957 celebró su primera exposición en la Galería Paideia y en la Dirección de Cultura en Córdoba. Pronto se pudieron ver sus obras fuera de su país, en concreto en España. Un año más tarde trasladó su residencia a México, donde cultivó la amistad de David Alfaro Siqueiros y quedó cautivado por el arte precolombino, del que más tarde se convirtió en coleccionista.

Viajó por Sudamérica y América Central, y expuso en el Museo Municipal de Arte en Ciudad de Guatemala y en el Museo de Arte Colonial en Quito. A principios de los años sesenta regresó a su país, donde comenzó a pintar cuadros sobre ampliaciones fotográficas; su obra destacó en ese momento por la utilización de técnicas muy próximas al cómic. También participó en la ilustración de varias revistas latinoamericanas.

Con veintinueve años Antonio Seguí se instaló en Arcueil, en las afueras de la capital francesa; allí, tuvo una destacada presencia en la Bienal de Pintura Joven de Francia. Unos meses más tarde representó a Argentina en la Bienal de Venecia, donde también participó en 1984.

A finales de los sesenta se organizaron exposiciones retrospectivas de su obra en la Kunsthalle en Darmstadt (Alemania) y en el Instituto de Arte Contemporáneo de Lima. En 1970 destacó por una serie de pinturas en la que parodiaba géneros muy apreciados por la burguesía -el retrato familiar, escenas de regatas, fiestas, etc.- y los estilos de artistas como Edouard Manet, Edgar Degas y Henri Matisse. Expuso en el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires en 1972 y 1991.

Influido por un viaje realizado al continente africano, Seguí realizó un conjunto de dibujos al carbón, sobre grandes lienzos, de elefantes y paisajes argentinos. También creó una serie de cuadros sobre el tema del famoso cuadro de Rembrandt La lección de anatomía del Doctor Tulp, donde se muestra una sala con el equipamiento necesario para que un grupo de estudiantes de medicina y algunos curiosos asistan a una de las lecciones sobre la disección de cadáveres.

En 1979 organizó una exposición en el Museo de Arte Moderno de la Villa de París con pinturas que representaban escenas nocturnas con una comicidad corrosiva. En los años ochenta, Seguí creó una figura de un hombre trajeado con sombrero que reaparece en las escenas urbanas de sus cuadros. En una de las series, el hombre visita los monumentos de París y, en otras, se funde con el panorama de edificios, árboles, seres humanos y otros objetos. Obras como Retratos de familia (1963), Ícaro (1965, Colección Berninger, Zurich); Baño Turco (1982) y La distancia de la mirada (1977, Museo de Bellas Artes de Buenos Aires), proporcionan una muestra del universo pictórico del artista, caracterizado por los personajes grotescos que sobreviven en el entorno urbano.

Entre los premios obtenidos, cabe destacar el Primer Premio en el Museo de Lodz y el Gran Premio Latinoamericano de San Juan de Puerto Rico del Museo, ambos del año 1967. En 1977 recibió el Gran Premio de Honor del Museo de Bellas Artes. En 1989, Seguí ganó el Gran Premio de Artes Plásticas del Instituto Di Tella de Buenos Aires.

En 1985 se celebró en la Presence Contemporaine (Francia) una exposición retrospectiva de este destacado pintor.

Autor

  • MITC