A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
BotánicaGeologíaGeografíaBiografía

Schweinfurth, Georg August (1836-1925).

Geólogo, botánico y explorador alemán, nacido en Riga (Letonia) el 29 de diciembre de 1836 y fallecido el 19 de septiembre de 1925 en Berlín. Destacó como uno de los grandes exploradores del centro y del sur del continente africano así como por su expedición sobre el Nilo y su tributario, el Nilo Blanco; en dichas exploraciones descubrió, además, el río Uele, uno de los afluentes del Congo.

Gracias a la fortuna de su padre logró estudiar Botánica, actividad que siguió a lo largo de su vida de forma paralela a sus grandes trabajos de investigación como etnólogo. Varios años de estudios botánicos en los Alpes y en Cerdeña le proporcionaron una sólida cultura que amenizó con los estudios sobre la obra de Humboldt, quien le hizo adquirir una gran pasión por los viajes. De esta manera, tras doctorarse en 1863 emprendió un viaje hacia Egipto donde permaneció hasta el año 1866. Antes de partir ya había dedicado parte de su tiempo al estudio profundo de una colección de plantas exóticas originarias de Egipto y Nubia. Remontó el Nilo hasta su curso superior, siguió el Nilo Blanco y dedicó largo tiempo a la exploración de la comarca de Bahr-el Ghasal. Después, ya en 1870, se dirigió hacia el S, adentrándose en la región del Alto Shari hasta que el 19 de marzo de 1870 descubrió el río Uele (o Uelle).

Así, además de establecer el limite sudoccidental de la cuenca del Nilo, Schweinfurth descubrió en aquel viaje la existencia de tres pueblos desconocidos hasta entonces: los Nyam-nyam (equivalente a antropófagos, hoy llamados asandes), los monbuttus y los pigmeos akkas. En el relato de sus viajes describe sus impresiones acerca de su primer encuentro con éstos:

"Por fin se logró cuanto podía lograrse en el espacio de un par de horas: el pigmeo fue medido, retratado, saciado, obsequiado e interrogado hasta la extenuación. Se llamaba Adimokuh y era cabeza de una familia que constituía una pequeña colonia de pigmeos a cosa de media hora del poblado. De su propia boca obtuve la confirmación de que el nombre de su pueblo es "akka". Los akkas habitan una extensa faja de tierra al S de la región ocupada por los monbuttus, cuyos vecinos inmediatos son."

Tras tres grandes viajes por África, regresó definitivamente a Alemania en 1871 tras un incendio en el que perdió la mayor parte de sus memorias. Sin embargo, tres años después logró publicar su obra En el corazón de África, que aún hoy sigue figurando como uno de los libros de viajes más importantes, gracias a sus hermosas descripciones:

"¿Quién no habrá leído de la magnificencia del cielo austral? ¿Qué viajero no se habrá extasiado en la contemplación de la grandiosa escenografía de nubes que las noches tropicales presentan iluminadas por la Luna? [...] El cielo se cubre de inmensos rebaños de corderos, los cuales se transforman pronto en bloques de hielos fundentes que se van separando y espaciando cada vez más, hasta que en sus intersticios resalta el negro intenso del firmamento. Los claros van ensanchándose sin cesar y, pasada ya media noche, libre ya el cielo de nubes, brilla todo el esplendor de las estrellas mientras la Luna, circundada por un halo de tenue luz rojiza, envía sus plateados rayos a los últimos rezagados. Entretanto allá abajo, en la soledad de la selva, ha comenzado un confuso tumulto."

En 1873 realizó un intento fallido de atravesar el desierto de Libia con Rohlfs y dos años después estableció su residencia en Egipto, donde permaneció hasta 1888.

Bibliografía

  • TREUE, W. La conquista de la Tierra. Barcelona. Ed. Labor, 1948.

Autor

  • Elena Escobar Blanco