A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
MúsicaBiografía

Sanz, Elena (1849-1898).

Cantante de ópera española, nacida en Castellón el 15 de diciembre de 1849 y fallecida en París el 24 de diciembre de 1898. Destacó en el papel de Doña Leonor en La favorita, de Donizetti, ópera que cantó en numerosas ocasiones con el gran tenor Julián Gayarre. Sobresalió también como Azucena en El Trovador, además de ser muy famosa en la época de la Restauración por mantener un prolongado romance con el rey Alfonso XII. Poseía una voz entre contralto y mezzosoprano -aunque, según algún testimonio coetáneo, demasiado corta para abordar papeles de mezzo-, extensa y poderosa, muy apropiada para las partes dramáticas; unió a ello belleza física y un indudable encanto personal. Hija de un funcionario, recibió educación en el colegio de Niñas de Leganés, patrocinado por un influyente miembro de la Corte. Allí estudió primero solfeo y piano, pero, viendo sus dotes para el canto, la ingresaron en el Conservatorio de la capital para que recibiera lecciones del profesor Baltasar Saldoni.

En 1868 realizó su debut en el Teatro de Chambery (Francia) cantando en El Trovador; para entonces ya había obtenido el favor de Isabel II, que se hallaba en su destierro francés. La soberana le pagó los estudios de música en Italia y París, y en 1872 propició que conociera al príncipe Alfonso en Viena, donde había ido a cantar Rigoletto junto a Adelina Patti. Ambos jóvenes iniciaron una relación destinada a durar varios años, y parece ser que la Sanz fue el gran amor del Rey, sobre todo tras la muerte de la reina María de las Mercedes. En 1876 cantó La favorita en La Scala de Milán, en compañía de Julián Gayarre, y estrenó la parte de Odetta en la ópera de Jacques Halévy Carlos V. Por estos años realizó una gira por Brasil y Argentina y otra en diversos paises europeos -Rusia, Inglaterra, Francia-. En 1878 se presentó en el Teatro Real de Madrid, de nuevo con Gayarre y con su repertorio habitual: La favorita, Rigoletto, Aida y El Trovador.
Tuvo tres hijos, fruto de su relación con Alfonso XII -Alfonso, Fernando y Jorge-, lo que provocó que finalmente el gobierno se viera obligado a negociar la renuncia a cualquier derecho dinástico de los mismos, así como su honroso exilio en París, ciudad donde la cantante permaneció hasta su muerte.

Autor

  • Anabel.