A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
CineBiografía

Rafelson, Bob (1933-VVVV).

Director de cine estadounidense, nacido en Nueva York el 21 de febrero de 1933.

Vida.

Estudió en la Universidad de Dartmouth; en un principio se interesó por la música y fue el fundador de uno de los grupos más famosos de los años sesenta, los Monkees, que le sirvieron también para rodar su primera película: Head (1968), un título underground de carácter muy personal. Rafelson y Jack Nicholson se encargaron juntos del guión y de la producción. Con un argumento inexistente, el director planteó su primer trabajo como una sátira-homenaje al cine de género. Para aderezar las exóticas aventuras del grupo musical -que transplantaba a la pantalla su trabajo en televisión- contó con algunos invitados de excepción, como Victor Mature y estrellas aún desconocidas, como Teri Garr. Su trabajo en dos frentes, como guionista y director, se prolongó durante toda la década de los setenta.

Mi vida es mía (1970) reunió de nuevo a Rafelson y a Nicholson en un retrato de la clase media alta americana. El punto de mira del director fue en esta ocasión el manido sistema americano, que le permitió construir un guión episódico, perceptivo y agudo, merecedor de una nominación al Oscar. También fueron nominados Jack Nicholson, Karen Black y la propia película, que contó con la fotografía de Laszlo Kóvacs. Tras el éxito de Mi vida es mía, Rafelson intentó desmarcarse con un trabajo completamente distinto, un retrato irónico de la mafia local de Atlantic City que se tituló The King of Marvin Gardens (1972) y que protagonizaron Jack Nicholson y Bruce Dern. Su siguiente título, Stay Hungry (1976), fue un drama local, con un tema algo ajeno al cine europeo: el entrenamiento de Mr. Universo. Mereció un Globo de Oro al mejor actor debutante, que no era otro que Arnold Schwarzenegger.

Ese mismo año llegó por fin un éxito rotundo de taquilla: El cartero siempre llama dos veces (1976), cuarta adaptación de la novela homónima de James M. Cain. David Mamet se encargó de perfilar el guión y de configurar las escenas eróticas, anteriormente ausentes debido a la vigencia del Código Hays. La película colocó a Jessica Lange en el universo de las actrices más sexys, aunque su mayor acierto cinematográfico fue la atmósfera creada por el director de fotografía Sven Nykvist.

La sensualidad femenina como arma mortal le sirve también a Rafelson para plantear su siguiente historia, El caso de la viuda negra (1986). El guionista Ronald Bass se inspiró en la versión de 1954 dirigida por Nunnally Johnson y de nuevo la técnica del remake volvió a funcionar, esta vez gracias a la química que se estableció entre las dos actrices protagonistas: Debra Winger y Theresa Russell. Sin embargo, no tuvo la misma suerte con su siguiente trabajo. Las montañas de la luna (1990), basada en el diario de viaje de Richard Francis Burton en pos de las fuentes del Nilo, se convirtió en un recorrido más interesante para el director que para el espectador. El interés del protagonista, conocedor de veintitrés idiomas, estudioso de las costumbres sexuales del mundo entero, quedaba velado por el intento de Rafelson de hacer una narración épica.

En 1992 dirigió Ella nunca se niega, una comedia romántica protagonizada por Jack Nicholson y Ellen Barkin que tampoco forma parte de la lista de sus mejores títulos y es, además, un intento fallido de estudio de personajes femeninos. Después de rodar el cortometraje Wet (1995), protagonizado por Cynda Williams, tuvo oportunidad de añadirlo al proyecto conjunto Tales of Erotica (1996), una serie de cortos de temática sexual rodados para la televisión alemana por directores como Susan Seidelman, Ken Russell o Melvin Van Peebles. El siguiente título de Rafelson fue Sangre y vino (1997), un thriller de acción que contó una vez más con la presencia de Jack Nicholson. El director anunció abiertamente que se trataba de la última parte de una trilogía, cuyos dos restantes componentes eran Mi vida es mía y The King of Marvin Gardens; trilogía en donde Nicholson había sido hijo, hermano y padre. Tras muchos vaivenes, Rafelson consiguió un trabajo notable y una nominación a la Concha de Oro del Festival de San Sebastián. La principal baza del film es su atractivo reparto: Stephen Dorff, Jennifer López, Judy Davis y Michael Caine -que fue galardonado con la Concha de Plata al mejor actor-, así como la habilidad del director para conseguir que tal reparto se convirtiera en un excelente muestrario de víctimas y villanos. Su último trabajo hasta la fecha es una película para televisión que en nuestro país se ha estrenado en salas: Poodle Springs (1998); en ella recupera no sólo al personaje de Raymond Chandler, Philip Marlowe, sino también al actor James Caan, que ve crecida su participación gracias al guión conjunto de Rafelson y Tom Stoppard, un intento de volver al cine negro.

Bob Rafelson está considerado como uno de los mejores directores de los Estados Unidos. Su clarividencia a la hora de conocer lo que verdaderamente sustenta a la cinematografía le hizo fundar junto a Bert Schneider y Steve Blauner la BBC Productions en defensa de un cine más moderno e innovador. Bajo sus auspicios surgieron no sólo los títulos del propio Rafelson, sino también otras películas emblemáticas como Buscando mi destino (1969), dirigida por Dennis Hopper, o La última sesión (1971), de Peter Bogdanovich.

Filmografía.

Como director:
1968: Head (y guión, producción y actor).
1970: Mi vida es mía (y guión y producción).
1972: The King of Marvin Gardens (y guión y producción).
1976: Stay Hungry (y guión y producción).
1981: El cartero siempre llama dos veces (y guión y producción).
1986: El caso de la viuda negra.
1990: La montaña de la luna (y guión).
1992: Ella nunca se niega.
1997: Sangre y vino (y guión).

Trabajos para televisión:
1995: Wet (y guión).
1996: Tales of Erotica (Wet).
1998: Poodle Springs.

Como actor:
1989: Para siempre.
1995: Leaving Las Vegas.

CME

Autor

  • Emilio cine.