A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
LiteraturaBiografía

Petri, Olaf (1493-1552).

Sacerdote y escritor sueco nacido en Örebro en 1493 y muerto en 1552. Fue el principal predicador del luteranismo en Suecia.

Era hijo de un modesto herrero. Entre los años 1516 a 1518 cursó sus estudios en la Universidad de Wittenberg, donde se licenció en 1518. En ella adquirió una sólida formación humanística y un gran dominio del griego y del hebreo. Fue este el periodo en el que presenció la transformación de Lutero en reformador de la Iglesia. Fue nombrado secretario del obispo de Strängnäs en 1518 y en 1520, ordenado diácono, comenzando sus tareas como profesor en la escuela catedralicia. Su paso a la Reforma protestante fue paulatino y progresivo, acercándose a las ideas de Lutero y así, a partir de 1523 su mensaje se hace inconfundiblemente luterano. Durante la Dieta de Strängnäs celebrada ese año, Gustavo Vasa reparó en Olaf, y se dio cuenta de la enorme importancia que la nuevas ideas religiosas tenían para la política eclesiástica. En 1524 entró a formar parte del clero de Estocolmo y empezó a predicar en la ciudad, donde llegó a ejercer una influencia considerable. En 1525 Olaf Petri contrajo matrimonio, momento en el que el obispo Brask comenzó a dirigir violentos ataques contra él y el luteranismo que predicaba. En una carta dirigida al rey calificaba el matrimonio de Olaf de vergüenza no solo para la Iglesia sueca, sino para toda la cristiandad. Acusación a la que Gustavo Vasa le respondió diciendo que, encontraba sorprendente que el matrimonio, que no estaba prohibido por Dios, le estuviera vedado al clero y no la fornicación, que Dios sí condenaba. Este tipo de matrimonio era aceptado en otros países y, por lo tanto, sugería esperar la decisión de un concilio general.

Se hacían sucesivos intentos para mantener la antigua fe. La imprenta de la catedral de Upsala, publicó continuas obras piadosas, pero a instancias del rey, la prensa fue trasladada a Estocolmo, donde Olaf publicó un devocionario evangélico, bajo el título de Instrucción Práctica (1526), que fue la primera obra editada por la Reforma sueca. El tratado con el que iniciaba su obra estaba basado en el Betbüchlein de Lutero, pero derivaba más hacia un evangelismo humanista al estilo del que dominaba en el sur de Alemania que hacia las doctrinas de Wittenberg. Desde diferentes lugares como Nuremberg y Franconia, a través de Koenigsberg, llegaban a Suecia folletos de la Reforma que eran estudiados por Olaf. La primera traducción al sueco del Nuevo Testamento, publicada en el año 1526, fue probablemente obra suya y de Lorenzo Andersen. En su parte esencial se amoldaba a la versión alemana de Lutero, pero estaba basada en la edición de Estrasburgo de 1523, y constituye la prueba literaria de la relación literaria entre Olaf Petri y el sudoeste de Alemania. El Nuevo Testamento en sueco tuvo una gran trascendencia tanto para la religión como para la cultura del país.

Los acontecimientos reformistas en Suecia fueron acelerados por el avance de la Reforma en otros lugares como Alemania, el Báltico y Dinamarca entre los años 1525 a 1527. En 1526 el rey Gustavo Vasa trató de convocar un debate entre el eminente tomista Peder Galle, de Upsala, y Olaf Petri. Pero el primero sólo se mostró dispuesto a contestar las preguntas del rey por escrito. Olaf redactó una extensa memoria que tituló Respuestas a Doce Preguntas que, junto a las manifestaciones de Galle, publicó en 1527. En esta obra, Olaf exponía de forma clara y concisa la doctrina evangélica y ponía de relieve que el deber principal de la Iglesia era la predicación de la Palabra de Dios, y preparó el camino para la que fue la Dieta de Västeras. En 1527 el rey convocó aquella trascendental Dieta, en la que se decidió que en todo el reino se predicaría únicamente la Divina Palabra, acabó con la privilegiada situación en que vivía la Iglesia tanto en los asuntos políticos como jurídicos, y respetó la organización eclesiástica y la autoridad de los obispos en las cuestiones puramente religiosas. Los años posteriores a la Dieta fueron de una extrema dureza.

En 1528 Olaf pronunció un importante sermón con motivo de la coronación de Gustavo, en el que definió la relación entre la Iglesia y el Estado según el criterio de los reformadores. Basó su razonamiento en la idea de una iglesia popular y ponía en el mismo plano las atribuciones de obispos y sacerdotes, su única misión era predicar la Palabra, y siguiendo ésta, orientar la conciencia del pueblo. La autoridad temporal era ordenada por Dios, y por tanto, debía ser acatada por todos, pero también el rey estaba sujeto a las leyes del pueblo. El deber de las autoridades para con la Iglesia era defenderla para que pudiese predicar libremente. En este mismo año Olaf Petri tradujo el Libro de Sermones, de Lutero y publicó un gran número de escritos polémicos en los que atacaba las ceremonias y costumbres católicas, los Sacramentos, la Confesión, el celibato y la vida monacal entre otros elementos. En los años sucesivos tales escritos ayudaron a la progresiva transformación de la liturgia en Suecia y a la adaptación de los oficios en lengua vernácula. En 1531 publicó la Misa Sueca. En ese mismo año fue nombrado arzobispo su hermano Lorenzo, elegido por el rey Gustavo Vasa, que debía elegir a un obispo evangélico, ya que el Papa seguía apoyando al desterrado Gustav Trolle, y ninguno de los obispos católicos podía aceptar el arzobispado. En 1536 el arzobispo celebró un sínodo en Upsala, en el que se decidió que los sacerdotes predicarían por todas partes la Palabra de Dios y que el manual y la Misa Sueca de Olaf Petri fueran implantados en todo el país. Se publicaron nuevas ediciones del libro de sermones, el himnario y la misa de Olaf.

Durante esos años el trabajo realizado por Olaf Petri fue ingente, con la publicación de un buen número de obras entre las que destacan su diccionario sueco-latín, sus Normas Jurídicas, y sus Crónicas Suecas. A través de estas obras la influencia de este hombre y la vida y la cultura suecas alcanzó considerables proporciones. Un cambio en torno a 1538 en la política de Gustavo Vasa con respecto a la Iglesia, que le hizo apartarse del criterio mantenido por los reformadores acerca de la Iglesia, llevó que Olaf Petri en su predicación de la Palabra resaltase las responsabilidades de las autoridades y atacase sus desmanes. La causa de la ruptura parece que fue un sermón pronunciado por Olaf Petri. En Suecia como en el resto de los países, la lucha religiosa había llevado a un periodo de profunda relajación de la moral. En un sermón publicado en la ciudad de Estocolmo, éste atacó de forma violenta la costumbre de jurar y blasfemar y dio a entender que el rey no daba un buen ejemplo al pueblo. En ese mismo año, 1539, Lorenzo Petri provocó la cólera del rey, que le permitió continuar en su puesto, pero fue relegado a un segundo plano y un luterano alemán, Jorge Norman, fue instituido dirigente de la Iglesia.

Olaf Petri y Lorenzo Andersen fueron sometidos a un proceso legal y condenados a muerte el 2 de enero de 1540, sin embargo, la pena fue conmutada por elevadas multas. La intención del proceso fue hacer que quedaran imposibilitados para entorpecer en la nueva política eclesiástica del rey, pero pronto recobraron la confianza del monarca. En el año 1542, Olaf fue nombrado párroco de Estocolmo. En el transcurso de los años se dio un cambio en la actitud popular hacia la religión, manifestada en la supresión de las costumbres católicas y de las antiguas supersticiones paganas. En 1541 Olaf Petri publicó junto con su hermano la Biblia de Vasa, primera traducción íntegra de la Biblia al sueco. Tras 1544, Olaf y Lorenzo Petri, al igual que el resto de obispos, volvieron a ocupar puestos principales dentro del gobierno eclesiástico. Hasta su muerte en 1552, continuó siendo consejero del rey en varias empresas de importancia. Los últimos años de su vida estuvieron marcados por problemas de carácter personal.

Autor

  • Mª Gema Coello García-Cano