A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
HistoriaBiografía

Pericot García, Luis (1899-1978)

Prehistoriador y arqueólogo español, nacido en Gerona el 2 de septiembre de 1899 y muerto en Barcelona en 1979, que fue catedrático en las universidades de Santiago de Compostela, Valencia y Barcelona. Sus investigaciones y excavaciones fueron fundamentales para el conocimiento del Paleolítico Superior en el Levante español. Entre los numerosos temas que estudió, además del antes citado, se encontraron el yacimiento de la cueva del Parpalló, el megalitismo catalán, la etapa prehistórica de las islas Baleares o el americanismo, campo al que dedicó una gran parte de sus esfuerzos científicos. Su gran prestigio hizo que fuera invitado a los principales congresos y reuniones celebradas en el extranjero.

Nació en el seno una antigua familia de la localidad de Torroella de Montgrí, era hijo de Joan Pericot, farmacéutico militar, que estaba destinado en Gerona. Tras realizar sus estudios primarios, pasó al Instituto de Enseñanza Secundaria de Gerona para hacer el bachillerato. Fue un destacado alumno de ciencias, materia a la que parecía destinado, pero cuando terminó el bachillerato en 1914 decidió iniciar estudios de historia, afición que había nacido en él a raíz de sus contactos con el doctor Rafael Ballester y Castell. Se matriculó en la Universidad de Barcelona, donde fue discípulo de Bosch Gimpera. Pericot siempre recordó el impacto que le produjo la primera clase a la que asistió de su maestro el 2 de octubre de 1916. Su mentor consiguió que se incorporara al Servicio de Investigaciones Arqueológicas del Instituto de estudios Catalanes.

Obtuvo su licenciatura en septiembre de 1918 con Premio Extraordinario. Al año siguiente se trasladó a la Universidad de Madrid para realizar los cursos de doctorado. Elaboró su tesis doctoral bajo la dirección de Bosch Gimpera. La tesis, que llevaba el título de La civilización megalítica y la cultura pirenaica, fue leída en 1923 y, a pesar de haber sido calificada de excelente, no fue publicada hasta 1950, cuando vio la luz con el título de Los sepulcros megalíticos catalanes. Tras obtener el doctorado centró sus primeras investigaciones en el Eneolítico, fruto de las cuales fue el libro Las civilizaciones de la Península Ibérica durante el Neolítico y el Eneolítico, publicado en 1925. Este mismo año ganó mediante oposición una plaza de catedrático en la Universidad de Santiago de Compostela. Se trasladó a la Universidad de Valencia en 1927, en contra de la opinión de Bosch Gimpera y Hugo Obermaier, que pensaban que su futuro debía de estar ligado a Galicia. Sin embargo la cercanía con Barcelona y su interés por los yacimientos levantinos, hizo que Pericot decidiese permanecer en Valencia.

Junto con Isidro Ballester creó el Servicio de Investigaciones Prehistóricas de la Diputación de Valencia, del que fue nombrado subdirector. Entre 1927 y 1944 dirigió las excavaciones en los yacimientos de la cueva del Parpalló y los poblados ibéricos de La Bastida en Mogente, El Vedat de Torrent y Sant Miquel de Llíria, en los que se formó la primera generación de sus discípulos, entre los que destacaron Domènec Fletcher y Francesc Jordá. Gracias a sus estudios de la cueva del Parpalló, cuya excavación había recomendado el abate Henri Breuil, consiguió describir el Solutrense ibérico. En los niveles correspondientes al Solutrense superior descubrió unas puntas de flecha con aletas y pedúnculo, hallazgos con los que probó las razones del retraso en la aparición del arco y la flecha en el Levante español. Este hecho, que fue discutido en un primer momento por los arqueólogos franceses, fue confirmado durante las excavaciones realizadas en la cueva Ambrosio.

Cuando, una vez proclamada la Segunda República en 1931, se creó la Universidad Autónoma de Cataluña, a instancias del doctor Bosch Gimpera, Pericot fue nombrado catedrático de etnología, asignatura que se impartía por primera vez en una Universidad española. Tras formarse en esta materia, se había especializado en las regiones americana y africana, durante sus estancias en París en 1926, 1927 y 1931. En 1934 fue nombrado secretario de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Autónoma de Barcelona, cargo que conservó hasta 1952. Producto de sus investigaciones etnológicas en 1936 publicó la Enciclopedia de los pueblos primitivos americanos. Mantuvo sus cargos tras la finalización de la Guerra Civil;guerra civil española.

En 1940 ingresó en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, institución en cuyo seno fue codirector del Instituto de Prehistoria del Mediterráneo (1949-1953), presidente del Patronato Saavedra Fajardo (1969-1971) y vicepresidente del Consejo (1969-1971). Desde el Consejo ayudó a crear el Servicio Nacional de Excavaciones, que dependía del Ministerio de Educación y Ciencia. Entre 1952 y 1954 ocupó el puesto de vicedecano de la Facultad de Filosofía y Letras, y desde 1954 a 1957 desempeñó el cargo de decano. Siguiendo el ejemplo de su maestro, el doctor Bosch Gimpera, promocionó las reuniones y contactos internacionales. Junto a él se formaron en la Universidad Autónoma los principales arqueólogos catalanes: Joan Maluquer, Miquel Tarradell, Pere de Palol, Albert Balil y Eduardo Ripoll. Presidió el IV Congreso Internacional de Ciencias Prehistóricas y Protohistóricas (Madrid, 1954), el III Congreso Internacional de Arqueología Submarina (Barcelona, 1961), el XXXVI Congreso Internacional de Americanistas (Barcelona-Madrid-Sevilla, 1964) y el I Simposio Internacional sobre posibles relaciones transatlánticas prehispánicas.

Su gran prestigió hizo que fuese nombrado Presidente de Honor Vitalicio de los Congresos Nacionales de Arqueología. En el plano internacional desempeñó un importante papel en el Comité Permanente de la División de Filosofía y Ciencias Humanas de la UNESCO. En 1960 promovió la celebración en el castillo de Wartenstein (Austria) de un simposio al que acudieron los más brillantes especialistas europeos en arte prehistórico. En esta reunión se estableció la cronología del arte paleolítico, del arte levantino y del arte del Norte de África. En 1971 fue elegido presidente del patronato de la Universidad Autónoma, que se encargó de llevar a cabo la renovación de dicha institución.

Durante sus últimos años de su vida, con la ayuda de la Fundación Juan March estudió el poblamiento prehistórico de las islas Baleares. Bajo su dirección fue restaurada la naveta de Tudons en Menorca. Pericot recibió, durante el IX Congreso Internacional de Ciencias Prehistóricas y Protohistóricas (Niza, 1976), el homenaje de toda la comunidad científica internacional. Fue miembro de numerosas instituciones entre las que se encontraban: la Real Academia de las Bellas Letras de Barcelona, en la que ingresó en 1948, y de la Real Academia de la Historia desde 1972. Entre los numerosos honores y condecoraciones que recibió a lo largo de su vida destacaron: el Premio General Franco de la Alta Comisaría de España en Marruecos (1950), La Gran Cruz de Alfonso X (1960) y la Cruz de Caballero de la Legión de Honor de Francia (1958) y la Medalla de Oro al Mérito Cultural de la Diputación de Barcelona (1973). Cumpliendo sus deseos fue enterrado en el cementerio de la localidad de Begur, en el Ampurdán.

Pericot consideraba que la prehistoria era una rama de las ciencias históricas que se encargaba del estudio de las primeras etapas de la vida humana, cuyo método de trabajo era la arqueología. Entre sus numerosas obras destacaron: Prehistoria de la Península Ibérica (1923), en la que se hizo la primera síntesis de la prehistoria de España, La España primitiva y romana (1934), La América indígena (1936); La cueva del Parpalló (1942), Cincuenta años de prehistoria (1964) y Las islas Baleares en los tiempos prehistóricos (1976).

Bibliografía

  • TARRADELL, M. Miscelánea Pericot. Valencia: Universidad, 1969.

Autor

  • José Luis González Corbí