A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
LiteraturaPeriodismoBiografía

Opisso y Vinyas, Antonia, o "Ricardo de los Ríos" (1855-?).

Poetisa, narradora, dramaturga y periodista española, nacida en Tarragona el 16 de abril de 1855, y fallecida en lugar y fecha desconocidos (probablemente, en Barcelona, durante el primer cuarto del siglo XX). Firmó algunos de sus artículos periodísticos y escritos literarios bajo el pseudónimo de "Ricardo de los Ríos".

Vida

Alentada desde muy temprana edad por una acusada vocación humanística (herencia recibida directamente de su ilustre progenitor, don José Opisso Roig, fundador del rotativo Diario de Tarragona), recibió una esmerada educación que le permitió consagrarse desde muy joven al estudio de las Letras y al cultivo de la creación literaria. Así, a los veinticinco años de edad hizo una brillante irrupción en el panorama cultural catalán, por medio de un valioso ensayo titulado Estudio sobre el teatro español, que fue galardonado con la Pluma de Oro otorgada por la Sociedad Julián Romea, de Barcelona.

A partir de este momento, integrada ya en los principales círculos literarios catalanes, dio inicio a una fecunda trayectoria periodística que le permitió publicar sus frecuentes colaboraciones en algunos de los medios de comunicación más difundidos de su tiempo. Entre ellos, conviene destacar las publicaciones madrileñas La Ilustración Católica y La Moda Elegante (1883-1890); el Álbum poético de la Ilustración Ibérica, de Barcelona (1885); y otras revistas como Repertorio de Buenas Lecturas, Barcelona Cómica y La Edad Dichosa. Además, durante la celebración de la Exposición Universal de Barcelona (1888) ejerció como corresponsal de los rotativos extranjeros El Comercio y La Oceanía Española, de Manila. Posteriormente, su carrera periodística se desarrolló en el Nuevo Continente, ya que, a raíz de la muerte de su madre -con la que residía en la Ciudad Condal-, Antonia Opisso y Vinyas se trasladó a Hispanoamérica en 1892, para instalarse en Montevideo. Allí, colaboró asiduamente con el diario El Bien, donde no sólo dejó impreso su trabajo en forma de artículos y poemas, sino que también estampó dos buenos testimonios de su dedicación al difícil género de la traducción literaria: las versiones en castellano de Robinson sous neige y Main de velours.

Tras un decenio de estancia en Ultramar, regresó a España en 1902, fecha a partir de la cual no se conoce ninguna otra obra salida de su pluma. Al parecer, perteneció a la congregación religiosa de las Ursulinas, circunstancia que le obligó a efectuar varios traslados de su residencia dentro y fuera de la Península Ibérica (Niza, Cerdeña, Calatayud). Pero durante el tiempo que permaneció en España fue muy valorada por sus compatriotas -sobre todo, en su Cataluña natal-, quienes le brindaron algunos honores y reconocimientos tales como el nombramiento como socia de mérito de la Sociedad Barcelonesa de Amigos de la Instrucción, y Académica correspondiente de la de Montreal, de Tolosa.

Obra

En su condición de dramaturga, Antonia Opisso y Vinyas se hizo célebre tras la aparición de una obra suya que cosechó un clamoroso éxito de crítica y público en Barcelona, donde se estrenó el día 20 de mayo de 1881, en el Teatro Romea. Se trata de la pieza titulada Mujeres que matan y mujeres que mueren, un drama escrito en prosa y compuesto de tres actos, cuya acción se desarrolla en Madrid, en dos espacios interiores: el gabinete de la casa de una duquesa y el salón de baile de la Embajada Francesa. Ya desde la lectura del título puede adivinarse que esta obra contiene todos los típicos ingredientes del teatro romántico -bien es verdad que, en este caso, bastante tardíos-, con ardientes pasiones no correspondidas, seres deshechos por el desdén, disputas amorosas que terminan en duelos de sangre, y muertes causadas por el dolor, la tristeza y la melancolía. El éxito de esta pieza dramática justificó que fuera llevada a la imprenta a los pocos días de su estreno (Barcelona: Luis Tasso, 1881).

Además de Mujeres que matan..., Antonia Opisso escribió otra obra dramática, Los ídolos de barro, de la que sólo nos quedan noticias acerca de su género -el drama- y del año en que fue concluida -1889-. Se ignora si fue llevada alguna vez a las tablas, y parece seguro que no mereció los honores de la letra impresa.

El resto de la producción literaria de esta escritora catalana está formado por los títulos siguientes:

Diario de un deportado (Barcelona: Juan Tarrall, 1886).

El grito de la conciencia (novela) (Barcelona: R. Torrens, 1891).

Rojo y blanco (recopilación de sus narraciones cortas, con prólogo de Agustín Sánchez Pérez) (Valencia: Juan Guix [s.a., 1893]).

El premio gordo (Barcelona: Publicaciones Mundial, [s.a., 1925]). Este volumen es una recopilación de novelas breves, aparecida en la colección "La novela femenina", que, además de la narración que da título a la obra conjunta, contiene Julieta ("historia vulgar"), Hojas de verano y El brillante.

Bibliografía

  • HORMIGÓN, Juan Antonio (dir.) Autoras en la Historia del Teatro Español (1500-1994). (Madrid: Publicaciones de la Asociación de Directores de Escena de España, 1996).

  • RODRÍGUEZ SÁNCHEZ, Tomás. Catálogo de dramaturgas españolas del siglo XIX (Madrid: Fundación Universitaria Española, 1994).

  • SIMÓN PALMER, Carmen. Escritoras españolas del siglo XIX. Manual biobibliográfico (Madrid: Castalia, 1991).

J. R. Fernández de Cano.

Autor

  • JR.