A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
PeriodismoLiteraturaBiografía

Loayza y Elías, Luis (1934-VVVV).

Narrador, ensayista, periodista y traductor peruano, nacido en Lima en 1934. Autor de una breve pero espléndida producción literaria que sobresale por la belleza estilística de su prosa, fue uno de los integrantes de la denominada "Generación de 50", caracterizada por su búsqueda afanosa de nuevas técnicas renovadoras y su propósito de reflejar en la ficción los cambios y mutaciones impuestos por el progreso a la sociedad tradicional peruana de mediados del siglo XX. Junto a Loayza, se agrupan en dicho colectivo generacional otros autores peruanos de la talla de Julio Ramón Ribeyro, Enrique Congrains Martín, Carlos Eduardo Zavaletay -entre otros- Eleodoro Vargas Vicuña.

Hombre de vivas inquietudes humanísticas, cursó estudios superiores de Letras y de Derecho en su ciudad natal, donde pronto se integró en los principales foros y cenáculos literarios. A finales de los años cincuenta, Luis Loayza se unió con otros escritores peruanos como Mario Vargas Llosa, José Miguel Oviedo y Abelardo Oquendo para fundar los célebres Cuadernos de Composición y la revista Literatura (1958-1959); pero pronto abandonó el ambiente cultural limeño para viajar por Europa, en un largo recorrido de aprendizaje literario que se prolongó desde 1958 hasta 1961. A su regresó al Perú, comenzó a destacar en el cultivo del periodismo en las páginas del rotativo Expreso, aunque pronto abandonó de nuevo su país natal para ampliar sus conocimientos y horizontes culturales en los Estados Unidos de América (1963). Cruzó luego otra vez el Atlántico y se afincó en la ciudad suiza de Ginebra, donde residió durante buena parte de su vida, ejerciendo el oficio de traductor. Entre las obras que ha vertido al castellano, cabe recordar la colección de relatos El velo negro del ministro y otros cuentos, del narrador norteamericano Nathaniel Hawthorne (1804-1864).

En su faceta de escritor, Luis Loayza irrumpió con fuerza en el mercado editorial peruano con El avaro (1955), una breve pero bellísima colección de prosas poéticas que llamó poderosamente la atención de la crítica y los lectores y le situó, de inmediato, entre los prosistas más pulcros y elegantes de las Letras peruanas contemporáneas. Casi veinte años después, los escasos textos que componían esta opera prima del escritor limeño fueron reeditados, junto a otros escritos de naturaleza similar, en un volumen titulado El avaro y otros textos (Lima: Instituto Nacional de Cultura, 1974), en el que volvió a quedar patente la brillantez, el preciosismo y la minuciosidad estilística de la prosa de Loayza.

Entre una y otra edición de su primera incursión literaria, el autor de Lima dio a la imprenta una novela breve titulada Una piel de serpiente (Lima: Populibros Peruanos, 1964), obra que confirmó plenamente el lugar de privilegio alcanzado por Loayza entre los prosistas peruanos de la segunda mitad del siglo XX. Autor parco y rigurosamente disciplinado en la forja de su estilo, Loayza tardó diez años en volver a los anaqueles de las librerías con un nuevo título, El sol de Lima (Lima: Mosca Azul, 1974), una espléndida recopilación de textos ensayísticos en los que aborda el análisis de algunas figuras paradigmáticas de las Letras peruanas -como el Inca Garcilaso (1539-1616), Ricardo Palma (1833-1919) o Abraham Valdelomar (1888-1919), al tiempo que inaugura un nuevo género dentro de la crítica socio-literaria de su nación: el estudio y la interpretación de personajes peruanos insertos en obras maestras de la literatura universal ("Vagamente dos peruanos"). Haciendo gala de una sutileza y una penetración ciertamente clarividentes, Luis Loayza pasa revista a la figura de ese general peruano que, desorientado en medio de un baile, encarna exageradamente la imagen de rebeldía revolucionaria que él mismo inspira a los europeos de Rojo y Negro (1830), de Stendhal (1783-1842), y desmenuza también la patética presencia de otro "compatriota" que, ofendido por no haber sido invitado a una fiesta, planea ridículas represalias contra los personajes de En busca del tiempo perdido, de Marcel Proust (1871-1922).

Transcurridos más de diez años desde la aparición de El sol de Lima, Luis Loayza volvió a los titulares de las páginas culturales de su tierra con una nueva recopilación de narraciones breves que, agrupadas bajo el título de Otras tardes (Lima: Mosca Azul, 1985), constituyen el mejor y más depurado exponente de esa prosa límpida y deslumbrante que caracteriza toda su producción literaria. Al cabo de un lustro, el escritor limeño dio a la imprenta otro volumen de ensayos, Sobre el 900 (Lima: Hueso Húmero Ediciones, 1990), en el que ponía toda su agudeza crítica y analítica al servicio de la generación literaria del 900, con especial atención a la vida y obra del ensayista e historiador José de la Riva Agüero (1885-1944), del ya mencionado Abraham Valdelomar, y de los hermanos Francisco (1883-1953) y Ventura García Calderón (1886-1959).

Bibliografía

  • GONZÁLEZ VIGIL, Ricardo. El cuento peruano 1968-1974 (Lima: Ediciones COPE, 1984), págs. 327-340.

  • LUCHTING, Wolfgang A. "El caso de Luis Loayza", en Pasos a desnivel (Caracas: Monte Ávila Editores, 1971), págs. 174-224.

  • OQUENDO, Abelardo. "Nota preliminar" en El avaro y otros textos (Lima: Instituto Nacional de Cultura, 1974).

Autor

  • J. R. Fernández de Cano.