A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
PinturaArtes industrialesBiografía

Guinovart, Josep (1927-2007).

Pintor, dibujante y grabador español, nacido en Barcelona el 20 de marzo de 1927 y fallecido en la misma ciudad el 12 de diciembre de 2007. Su obra experimentó todas las posibilidades de la pintura contemporánea, y se enmarcó dentro de una generación asociada con el grupo y la revista "Dau al Set". Su arte está considerado como un verdadero compendio no sólo de las artes visuales catalanas, tal y como se desarrollaron durante la segunda mitad del siglo XX, sino también de las artes visuales españolas en su conjunto.

A los catorce años de edad comenzó a trabajar como pintor de paredes, ingresando después en Llotja. En 1948 realizó su primera exposición en las Galerías Syra de Barcelona, consagrándose por entero a la pintura a partir de 1951. Un año después, tras haber contactado con el Grupo Dau al Set -colaboró en la ilustración de alguna de sus revistas- obtuvo una beca para estudiar en París. A su regreso, se dedicó activamente al arte mural, decoraciones y figurines para obras teatrales, trabajos de ilustración, diseño de carteles, etc., por encargo. Entre sus creaciones escenográficas cabe destacar las de obras de Federico García Lorca como Bodas de Sangre, y entre sus ilustraciones acaso sean particularmente significativas las del libro de Poesies de Salvat Papasseit. A partir de 1976 hay que añadir a sus anteriores ocupaciones la de grabador, pues emprendió la ejecución de varias ediciones de litografías y aguafuertes. También fue autor de diversos montajes tridimensionales, como el titulado contorn-extorn, presentado en 1978 en la Galería Maeght de Barcelona, donado después al Museo de Arte Moderno de la ciudad. Desde 1948, fecha en que presentó su primera exposición individual en las Galerías Syra de Barcelona, se han sucedido apretadamente sus exposiciones en Barcelona, Madrid, Palma de Mallorca, Valencia, París, Nueva York, Basilea, Chicago y en otras muchas ciudades españolas, europeas y americanas, al igual que su participación en exposiciones de arte contemporáneo catalán y español, salones, la Bienal Hispanoamericana, la Bienal de Venecia y otros encuentros internacionales de arte de vanguardia.

La obra de Guinovart evoluciona a partir de una interesante etapa figurativa, con influencias surrealistas y cubistas, en la que cristalizaron telas memorables por su nobleza de factura y genuino vigor popular, entre las cuales pueden citarse Sorpresa (1951) y Familia (1952). Las corrientes abstractas y el informalismo abrieron nuevas perspectivas en la estética de Guinovart, que empezó a incorporar a su quehacer todo el potencial de recursos de una manipulación libre de la materia y del objeto, iniciando una serie de experiencias a base de estructuras de madera quemada, bidones, objetos de desecho, cajas, revestimientos polícromos, juegos de alusiones, signos, formaciones materiales, etc., generándose así un diálogo entre la expresión plástica y subjetiva del artista y su entorno vital, sus símbolos, fantasmas y contradicciones. Recorriendo este proceso de transformación incesante, podemos toparnos con dos blancas tetas sentadas en fraternal diálogo sobre un retrete, con una percha con aspecto de espectro cabreado fluctuando entre referencias al Guernica de Picasso, con la cara legendaria del Che Guevara bajo un amenazante nubarrón de símbolos del imperialismo norteamericano y con toda suerte de acrobacias esculto-pictóricas caracterizadas por su contundencia expresiva y por las constantes de trazo, gesto y color que definen el agitado y original mundo interior de su creador, tanto en su obra sobre caballete como en sus espectaculares montajes o escenografías, se combinan lenguajes expresionistas y líricos. Su obra figura en Museos tales como: Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, en Madrid; Museo de Arte Moderno, en Barcelona; Museo de Bellas Artes, en Bilbao; Guggenheim Museum de Nueva YorkMuseum of Modern Art, en Nueva York; Fine Arts Museum of Long Island, en Nueva York; y Fundación Caixa de Pensions, en Barcelona.

En 1987 fue galardonado con el premio de las Artes por la Fundación de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOCE). En 1992 su obra se expuso en la Expo de Sevilla, concretamente en el Pabellón de Cataluña, y en ese año también inauguró en el BBVA de Barcelona una exposición de obras inspiradas en la naturaleza. Ya en 1994 inauguró un museo que lleva su nombre, "Espai Guinovart", en el municipio leridano de Agramunt, donde se expone permanentemente su obra. En 1997 el Centro Cultural Conde Duque de Madrid le dedicó una exposición que recogía diversas obras pictóricas y escultóricas sobre el mar, la música y la obra de Picasso, titulada "Variaciones".

Con motivo de los actos conmemorativos del nacimiento de Federico García Lorca, se organizó una exposición itinerante sobre Guinovart en Castelldefels que culminó en Granada en agosto de 1998. Su última gran exposición antológica reunió sesenta óleos en La Pedrera de Barcelona en 2002.

Autor

  • Pablo Alcalde Fernández