A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
BiologíaMedicinaBiografía

Greengard, Paul (1925-VVVV).

Neurobiólogo estadounidense nacido en la ciudad de Nueva York el 11 de diciembre de 1925, cuyas investigaciones sobre los neurotransmisores le valieron el Premio Nobel de Medicina y Fisiología del año 2000.

Paul Greengard es jefe del Laboratorio de Neurociencia Celular y Molecular de la Universidad de Rockefeller de Nueva York. En 1953 se doctoró por la Universidad Johns Hopkins de Baltimore y desde ese año hasta 1959 realizó sus estudios posdoctorales sobre bioquímica en varias universidades británicas, como la de Londres y la de Cambridge, y en varias instituciones, como el Instituto Nacional para la Investigación Médica de Inglaterra y el Instituto Nacional de la Salud de Bethesda. Durante los siguientes ocho años, fue director del Departamento de Bioquímica de los Laboratorios de Investigación Geigy en Nueva York, y de 1961 a 1970 ejerció como Profesor Asociado Visitante y Profesor de Farmacología en el Colegio Albert Einstein de Nueva York. Durante los siguientes 15 años, desde 1968 a 1983, ejerció como Profesor de Farmacología y Psiquiatría en la Escuela Universitaria de Medicina de Yale, en Connecticut; posteriormente, pasó a formar parte de la Universidad de Rockefeller de Nueva York, donde permanecía a principios del siglo XXI.

Ha recibido numerosos galardones y premios a lo largo de su carrera; entre ellos se cuentan los concedidos por las Universidades de Pittsburgh en 1977 y de Nueva York en 1988; los concedidos por la Academia de las Ciencias de Nueva York, en 1980 y en 1993, y por la Academa Nacional de Ciencias en 1991; y los concedidos por numerosas Sociedades y Fundaciones, como la Federación de Sociedades Americanas para la Biología Experimental y la Asociación Nacional de Salud Mental, en 1987; la Sociedad Americana de Filosofía en 1993, la Sociedad de Neurociencia en 1994, la Sociedad de Bioquímica en 1996, la Metropolitan Life Foundation en 1998 y la Fundación Ellison Medical en 1999.

Otros premios recibidos son el CIBA-Geigy Drew en 1979; el Premio Pfizer de Investigaciones Biomédicas en 1986; el Premio Bristol-Myers, en 1989, por sus logros en las investigaciones sobre neurociencia, y que compartió con Julius Axelrod y A. Carlsson; el Premio Goodman and Gilman en Receptores Farmacológicos en 1992, el Premio Lieber de 1996 por los notables éxitos conseguidos en sus investigaciones sobre la esquizofrenia, y el Premio Charles A. Dana por sus trabajos pioneros en Ciencias de la Salud, premio que compartió con su colega E. Kandel.

En el año 2000 compartió el Premio Nobel de Medicina y Fisiología con el farmacólogo sueco Arvid Carlsson y el estadounidense Eric Kandel, por sus descubrimientos sobre la transmisión de señales entre las células del sistema nervioso.

Estos tres científicos han seguido una línea de trabajo consecutiva, ya que después del descubrimiento de la dopamina y de sus funciones por parte de Carlsson, Greengard esclareció cómo la dopamina y otros neurotrasmisores ejercían su acción en el sistema nervioso, y posteriormente Kandel relacionó esos procesos con el aprendizaje y la memoria. Los tres científicos han dado un gran paso adelante en el estudio sobre el funcionamiento de la actividad cerebral y en el tratamiento actual de la enfermedad de Parkinson, la esquizofrenia, la depresión, la enfermedad de Alzheimer y de otras enfermedades neurológicas.

Greengard ha realizado numerosos estudios sobre la función y la distribución cerebral de los receceptores dopaminérgicos (es decir, aquellos a los que se une el neurotransmisor dopamina sintetizado por las neuronas de la sustancia nigra del cerebro); de hecho, él fue quien identificó por primera vez el receptor de la dopamina y demostró que los fármacos usados contra la esquizofrenia actúan bloqueando los efectos inducidos por este receptor en la neurona de destino.

Greengard ha demostrado que en muchas de las sinapsis químicas que ocurren en el cerebro, los neurotransmisores actúan modificando la estructura química de proteínas que son sus receptores y que permiten, en última instancia, que las neuronas cumplan sus funciones. La modificación de esas proteínas es resultado de una fosforilación (es decir, de la adición de grupos de fosfatos) o de una desfosforilación (cuando se eliminan), y ello causa un cambio conformacional que afecta a la función de dicha proteína. Este mecanismo descubierto por Greengard permite confeccionar modelos moleculares para entender mejor el funcionamiento de la sinapsis, y permite comprender mejor los métodos de actuación de varios medicamentos que afectan a la fosforilación de las proteínas en las células nerviosas.

Greengard es uno de los muchos científicos galardonados con el Premio Nobel que han trabajado en los laboratorios de la Universidad Rockefeller de Nueva York; otro de ellos es también el Premio Nobel del año anterior, Gunter Blobel, por descubrir que las proteínas tienen señales intrínsecas que gobiernan su transporte y localización en la célula.

IBB.

Autor

  • María Isabel Bermejo Bermejo