A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
HistoriaBiografía

González de Silva, Garci (ca. 1546-1625).

Conquistador español, nacido en Mérida hacia 1546 y muerto en Caracas en 1625, que intervino en la conquista de Venezuela. Realizó numerosas entradas para conquistar los indios aledaños a Caracas y otras zonas del Centro de la República, y fue alcalde, regidor y teniente de gobernador. Propietario de minas, hatos y haciendas de labor, llegó a ser uno de los hombres más ricos del país.

Era hijo de Lorenzo González y Leonor de Silva. Embarcó hacia Indias en 1569 como alférez de la hueste de su tío Pedro Maraver de Silva y llegó a Margarita y más tarde al puerto de la Borburata, cerca del cual se disolvió la expedición. A fines de 1569 se dirigió con varios compañeros a la recién fundada ciudad de Caracas. Dos años más tarde combatió a los mariches y al año siguiente participó con Gabriel de Ávila en la pacificación de los indios que atacaban a los españoles en Los Teques.

El conquistador se estableció definitivamente en Caracas, donde tuvo un solar para su casa y tierras de cultivo en La Vega, El Rincón y la quebrada de Anauco, donde sembró maíz, trigo y caraotas. Tuvo una encomienda entre Tácata y Capaya y en 1573 fue elegido por primera vez regidor del Cabildo caraqueño. Ese mismo año obtuvo permiso para explotar los lavaderos de oro de Mamo y combatió a los tarmas.

En 1574 González de Silva se casó con Beatriz de Rojas y estuvo en la expedición a Tácata y a las vertientes del Guárico. Entre ese año y el siguiente obtuvo del Cabildo la posesión de las tierras de la región de Cagua, en los valles de Aragua, que llegaban hasta el lago de Valencia y por el sur hasta la Villa del Cura. Cuando en 1576 se produjo la rebelión de los caribes, que atacaron Valencia, el capitán general Diego de Mazariego lo envió para combatirlos junto con treinta y seis hombres de a caballo. El conquistador rechazó a los naturales y les persiguió en su huida hasta casi el río Orinoco

En 1578 fue elegido alcalde ordinario de Caracas y al año siguiente el gobernador Juan de Pimentel le ordenó conquistar a los indios cumanagotos y chacopatas, para poder incorporar a la provincia de Caracas las tierras comprendidas entre los ríos Unare y el Neverí. Cumplió su comisión e intentó fundar la población del Morro de Barcelona, pero los indios se lo impidieron. Erigió luego la ciudad del Espíritu Santo de Querequerepe, pero tuvo que abandonarla de nuevo a causa de la resistencia indígena. En estas acciones se produjeron acontecimientos legendarios, como la captura y muerte del cacique Tamanaco por un perro de Garci González, el combate cuerpo a cuerpo con Paramaconi y el amputamiento del indio Sorocaima.

González Silva se dedicó luego a sus negocios hasta convertirse en uno de los hombres más ricos de Caracas, con una renta anual de 20.000 pesos y 200 esclavos, valorados en unos 40.000 pesos. En 1584 el gobernador Luis de Rojas le comisionó para castigar los indios caribes de Guárico, cosa que hizo, capturando cien indios esclavos. En 1589 era simultáneamente regidor perpetuo del Cabildo de Caracas y tenedor de bienes de difuntos, así como juez de comisión. Al año siguiente mandó hacer su información de méritos y servicios.

En 1590 solicitó al gobernador Osorio, junto con su amigo y pariente Mateo Díaz de Alfaro, unas tierras para establecer hatos desde los morros de San Juan hacia el sur y el este, con objeto de detener los ataques de los caribes desde el Orinoco. En 1595, tras ser elegido alcalde de Caracas por segunda vez, se produjo el ataque a La Guaira y Caracas del corsario ingles Amyas Preston y Garci González tuvo que hacerle frente junto con el otro alcalde Francisco de Rebolledo, ya que el gobernador Osorio estaba ausente de la capital, visitando el interior de la provincia. Las fuerzas españolas sitiaron a los ingleses, que abandonaron Caracas el 3 de junio, después de saquearla e incendiarla. En 1596 fue elegido procurador del Cabildo capitalino y en los dos años siguientes ejerció como tesorero y contador de la Real Hacienda. En 1602 fue elegido alcalde de Caracas por tercera vez y capitán de uno de los cuatro cuerpos de milicias creados por el gobernador Alonso Suárez del Castillo.

En 1606 el gobernador Sancho de Alquiza conminó a Garci González a pagar los 872.400 maravedises que debía como depositario general, obligación que debió cumplir pues el mismo gobernador le autorizó en 1606 a reanudar la explotación de las minas de San Juan. Luego, en 1609, Alquiza le nombró maese de campo y teniente general de la provincia de Nirgua, con orden de someter los indios de la región. Allí fundó la población de Santa Ana de Alquiza el mismo año, que tuvo una vida efímera. Poco después sufrió un ataque de los indios jiraharas cuando conducía un cargamento de oro de Buría hacia Caracas en el cerro del Picacho.

En 1611 fue elegido nuevamente alcalde de Caracas, y por última vez también en 1616. En 1620 el Cabildo le otorgó las tierras sabaneras existentes desde Las Guaduas hasta la confluencia de los ríos Guárico y Bocachico. El 21 de agosto de 1624 el gobernador Juan de Meneses le nombró teniente de capitán general.

Murió al año siguiente y fue enterrado en la iglesia parroquial. Su rastro quedó en la cultura venezolana en una fruta llamada “garcigonzález” y en el pájaro “gonzalito”, amarillo y negro, que recuerda el penacho del conquistador. En 1593, su aportación fundamental a la historia de la Venezuela colonial le llevó a ser uno de los comisionados para informar a Fernán Ulloa, autor que pretendía escribir una historia de Venezuela en verso.

Bibliografía

  • Diccionario de Historia de Venezuela. Caracas, Fundación Polar, 1988, 3 vols.

  • MORÓN, Guillermo. Historia de Venezuela. Caracas, Italgráfica, 1971, 5 vols.

  • OVIEDO Y BAÑOS, Joseph. Historia de la conquista y población de la provincia de Venezuela. Madrid, 1723, edic. posteriores en Caracas y Madrid (B.A.E.)

  • SIMON, Fray Pedro. Noticias historiales de las conquistas de Tierra Firme en las Indias Occidentales. Bogotá, 1953, 9 vols.

Autor

  • 0210 MLS