A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
Ingeniería y tecnologíaGeografíaBiografía

Escalante de Mendoza, Juan de (¿-1596).

Ingeniero español, nacido en Ribadedeva (Asturias) en fecha desconocida y muerto en 1596. Destacó por sus trabajos en náutica y cartografía.

Escalante es autor de un manuscrito todavía inédito sobre barcos y náutica, que constituye una rica fuente de información acerca de cada uno de los aspectos relativos a la experiencia práctica acumulada por los marinos españoles en la ruta atlántica alrededor de 1575. Juan era hijo de García de Escalante y doña Juana de Mendoza, que lo llevó consigo a Sevilla, cuando era muy joven. Tras una primera escolaridad en la ciudad de Potes, merindad de Liébana, fue enviado con su tío don Álvaro de Colombres, un capitán de barco, y el joven Juan pronto se hizo a la mar. Casó con doña Juana Salgado, hija de un juez de la Casa de la Contratación de Sevilla; un hijo de este matrimonio, Alonso, aparece en los documentos haber intentado en 1594 obtener licencia para publicar el manuscrito de su padre. Entre 1559 y 1566, Escalante ayudó a promover y explorar la posibilidad de cambiar la base de las expediciones españolas desde Nombre de Dios o Porto Bello, en el istmo de Panamá, al cabo de Caballo, en Honduras.

Su trabajo más importante es el "Itinerario de la navegación de los mares occidentales". Escrito en 1575, resume un cuarto de siglo de experiencia de la carrera de Indias. El consejo de Indias denegó la licencia para la publicación, argumento que una gran cantidad de información podía caer en manos enemigas, al tiempo que el valor del trabajo era reconocido por la circulación clandestina de partes del mismo. El servicio prestado por Escalante le valió el título de regidor municipal de Sevilla y una renta de 500 ducados impuesta contra los beneficios reales de Nueva España.

En su "Itinerario" cabe destacar la descripción física de todos los puertos de la ruta atlántica. Se ocupa de las mareas, corrientes, vientos, fenómenos periódicos como huracanes, meteoritos, etcétera. Contiene información sobre construcción de barcos, con algún detalle relativo al armamento del navío y a la guerra en el mar. Se discuten los derechos y obligaciones de la tripulación. Siguen instrucciones concernientes al arte de la navegación propiamente dicho. El autor es consciente de los defectos de la brújula y de las cartas de marea usadas por los marinos de la carrera y explica su uso y dificultades. Las agujas de marear eran "corregidas" permanentemente, con los aceros colocados 1/2 al este del Norte de modo que, cuando la aguja apuntaba el norte magnético la flor de lis de la rosa de los vientos indicaba aproximadamente el verdadero Norte, y las cartas de marear se dibujaban a partir de las lecturas hechas con estos instrumentos. Con otras palabras, Escalante puso de relieve los defectos de la práctica habitual, pero prefería el adiestramiento en ella a la falta del mismo, consciente de que la revisión de las cartas hubiera significado un esfuerzo gigantesco y muy costoso. Sus explicaciones son llamadas ingeniosas por Martín Fernández de Navarrete. Recomendó el uso de la observación astronómica del tránsito del sol al mediodía y la observación de las estrellas circumpolares para determinar la hora por la noche. Hay finalmente discusiones concernientes a la salud de la tripulación en los viajes y a la constante necesidad de exploración de la misma.

En un documento aparte, titulado "Representación de J. E. de M. a S. M." sugiere cambios en el tiempo empleado y en la ruta de las expediciones transatlánticas y señala la superior movilidad del enemigo, particularmente de Francis Drake. Escalante fue nombrado almirante de la flota de Nueva España en 1595, pero al regreso de la misma se efectuó otro nombramiento. El "Itinerario" no ha sido aprovechado; tal vez porque abarca demasiados temas y ofrece poca información de cada tema en particular.

Bibliografía

Fuentes

Juan Escalante de Mendoza: Itinerario de la navegación de los mares y tierras occidentales, MS., ca., 1575, 626 páginas. Hay varias copias, una en el Archivo General de Indias, otra en el Museo Naval y al menos una en manos privadas; parte del MS circularon ampliamente y la relativa a la construcción de barcos fue publicada por Cesáreo Fernández Duro: Disquisiciones náuticas, Madrid, 1876-1881, vol. V, pp. 472-571 ("A la Mar Madera").

Estudios

FERNÁNDEZ DE NAVARRETE, M.: Biblioteca marítima española. Madrid, Vda. de Calero, 1851. Vol. II, pp. 222-227.
PICAPOSTE RODRIGUEZ, F.: Apuntes para una biblioteca científica española del siglo XVI. Madrid, Tello, 1891, pp.79-80.
VIGNERAS, Andrés: The Andalusian Voyages, Chicago, University of Chicago Press, 1977, pp. 25, 27-29, 81,82,125, ofrece datos acerca del establecimiento de la empresa sevillana.

Ursula Lamb.

Autor

  • U.L. Piñero