A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
BiografíaEconomía

Delclaux Arostegui, Isidoro (1894-1984).

Empresario español nacido en Bilbao el 19 de junio de 1894 y fallecido el 30 de marzo de 1984 en Las Arenas (Vizcaya). A lo largo de su vida fue uno de los impulsores de la economía de Vizcaya y uno de los hombres más influyentes en el País Vasco. Aunque se dedicó desde sus comienzos a las empresas paternas del vidrio y el metal, también fue consejero de numerosas empresas y proyectos que tuvieron lugar en Vizcaya en esos años.

De sus estudios cabe destacar que comenzó la carrera de Ingeniero de Caminos en la Universidad de Deusto y más tarde comenzó a estudiar economía en la Pittman School de Londres, pero estos estudios coincidieron con la Primera Guerra Mundial, con lo que tuvo que regresar a Bilbao para continuarlos.

Su primer empleo está vinculado con una de las empresas de su padre que estaban dirigidas a la comercialización del vidrio y el metal. La inicialmente llamada La Verdad pasó en 1912 a denominarse Delclaux y Cía. (Delcia). A esta empresa se incorporó Isidoro como socio gestor en 1920, cuando acabó sus estudios. Un año después de su entrada, la empresa se rebautizó como Delclaux Compañía Limitada, y diez años más tarde pasó a ser Sociedad Anónima.

En 1932 amplió su objeto social a la fabricación de todo tipo de metales, espejos, hierros, marcos, molduras y demás. Cuando estalló la Guerra Civil Española, Isidoro sirvió en el frente franquista dedicándose a la reconstrucción de las obras civiles dañadas o destruidas por la contienda.

Desde antes de la Guerra Civil fue nombrado vocal de la Cámara de Comercio, Industria y Navegación de Bilbao, y en 1937 fue nombrado vicepresidente de obras del puerto de Bilbao. Sin embargo, no le interesaban demasiado los cargos políticos puesto que, ante todo, él era un industrial. Esta falta de interés provocó que rechazara la alcaldía de Bilbao en 1959.

Desde la Cámara de Comercio fue desde donde más actividades llevó a cabo. Allí creó el Servicio de Estudios de la entidad y la Agrupación de Exportadores metalúrgicos de Vizcaya (AGEX). Como vocal de esta entidad fue el encargado de hacer constar las necesidades e intereses de la industria vizcaína en numerosas ocasiones.

Pero Delclaux no sólo era un industrial, sino que también se definía como un gran aficionado a la historia, las artes y las letras. Tanto es así que fue secretario de la Junta directiva del Museo de Bellas Artes de Bilbao y escribió diversos libros como Relatos de viajes de un abuelo, dedicado a sus nietos. En 1962 se retiró de casi todos los puestos directivos que ocupaba, manteniendo sólo el del Banco de Vizcaya. Sin embargo, siguió escribiendo y en 1975 publicó Pequeña historia de un desarrollo singular, sobre los comienzos de la industrialización en el País Vasco.

RUF

Autor

  • 0111 RUF