A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
MúsicaBiografía

Coryell, Larry (1943-VVVV).

Guitarrista estadounidense nacido en Gaveston, Texas, el 2 de abril de 1943. Está considerado como un músico virtuoso que revolucionó la guitarra acústica y la vinculó con el jazz en los años setenta.

Se inició en el mundo de la música como intérprete de piano. Más tarde, de forma autodidacta, siguió con el ukelele y la guitarra. Pronto se reveló como un guitarrista de enorme talento; al principio tocaba rock y country; luego, a la edad de 15 años, cuando su familia se trasladó a Richmond, contactó por primera vez con el ambiente jazz. Estudió con varios maestros que le enseñaron el camino de algunos de los estilistas de este género: Barney Kessel, Les Paul, Tal Farlow o Johnny Smith. Sin embargo, su gran paso lo dio cuando viajó a Nueva York, centro neurálgico del jazz norteamericano. Allí se enroló con un contrabajista de moda en esos años: Charles Lloyd, contacto que le llevó a formar parte del grupo de Chico Hamilton en 1966, en sustitución del guitarrista Gabor Szabo.

Fue en 1967 cuando comenzó, pues, el despegue del guitarrista texano. Colaboró con el cuarteto del vibrafonista Gary Burton (pronto abanderado del sello independiente EMC), con quien estuvo dos años y grabó algunos discos interesantes como Duster o Lofty Fake Anagram. Después conoció a Herbie Mann, que lo incluyó en su banda, al tiempo que tocaba con Steve Marcus o Mitch Mitchell. También fue relevante en este tiempo su vinculación con la Jazz Composers Orchestra, de la que formó parte durante un año y con la que grabó algunos discos.

En 1973, Coryell fundó su propia banda: The Eleventh House –antes ya había formado un grupo sin mucho éxito: Foreplay-, que representó una de las avanzadillas más sugerentes del estilo jazz-rock, y que, muy al contrario de otras bandas más explosivas como Mahavishnu Orchestra, templaba por lo acústico y el intimismo. No en vano, 1977 fue un año importante para él; ofreció decenas de conciertos por todo el mundo y dio a conocer su virtuosismo junto a otros excelentes guitarristas; una moda, no obstante, que ha llegado hasta nuestros días. Tal vez fue su colaboración con John McLaughlin, Al Di Meola y Paco de Lucía lo que le dio la fama internacional, sin dejar atrás sus participaciones –a dúo o en grupo- con otros guitarristas como Emily Remler, Brian Keane, Christian Escudé y, sobre todo, con Philip Catherine y Steve Kahn, con cuyas guitarras ha formado relevantes dúos entre 1977 y 1978.

En los ochenta, se limitó a dar actuaciones en solitario o, en algunos casos, a tocar en dúo con excelentes guitarristas como John Scofield, Larry Carlton, Ralph Towner o John Abercrombie, iconos todos ellos de la guitarra moderna de jazz. De cualquier forma, al margen de lo antes apuntado, Coryell ha colaborado esporádicamente con otros grandes del jazz, entre los que destacan Kenny Barron, Sonny Rollins o Charlie Mingus.

Coryell puede ser considerado un virtuoso de la guitarra, en cuyo repertorio ha desarrollado una original apuesta. Su amplio dominio de distintos espectros musicales: rock, folk, bossa o jazz, le ha llevado a elaborar una suerte de fusión ecléctica donde han tenido cabida las más extrañas combinaciones. Músico dado con facilidad a crear dúos excepcionales con guitarristas virtuosos, estuvo, además, vinculado a la pléyade de guitarristas que más éxito ha cosechado en el mundo del jazz-fusión: McLaughlin, Al Di Meola y Paco de Lucía, y ha expuesto su repertorio guitarrístico bajo el amparo de estilos tan dispares como rock, el jazz o el flamenco. Con estos músicos, el texano se enroló en una intensa gira por todo el mundo, en la que fue presentado como uno de los grandes guitarristas del jazz contemporáneo.

Dentro de sus múltiples fusiones, destaca la producida entre las músicas jazz y clásica. En este sentido, Coryell ha realizado un esfuerzo grande en ensamblar ambos estilos. En Bolero, ya se vio este designio. Después, en uno de sus últimos trabajos –Bolero/Scherezade-, el guitarrista rindió tributo a dos genios de la música clásica del siglo XX: Ravel y Rismky-Korsakov. Tampoco ha sido desdeñable su vinculación –leve, eso sí- con la música brasileña, en cuyo ámbito cabe incluir alguna pieza memorable, como es el caso de Manha de carnaval, de Luiz Bonfá, santo y seña del estilo bossa-nova y canción estrella de su repertorio.

El virtuosismo de este sin par guitarrista es la prueba evidente de que rock y jazz pueden abrazarse sin que uno u otro queden damnificados. Su estilo ha evolucionado, por tanto, desde lo más eléctrico de su sonido –en ocasiones estridente, tal vez por la moda impuesta por J. McLaughlin- hasta la sutileza interpretativa que se escucha en sus improvisaciones en guitarra acústica. Es en este instrumento donde Coryell puede ser considerado un genio y un innovador absoluto. Así pues, elegancia y sutileza propios del jazz, combinadas con el sonido estridente del rock, representan el estigma de este guitarrista texano. Folk, country, fusión, jazz, bossa-nova o blues son las señas de identidad sobre las que cabalga su estilo. Sin embargo, lo más llamativo no es el empleo de tan diversos y opuestos registros, sino su inclusión en el repertorio clásico. Esto queda atestiguado en sus improvisaciones sobre esquemas musicales barrocos y renacentistas. En este sentido habría que recordar sus improvisations de minuetos, pavanas y sarabandas, selección de piezas que demuestran su alto rigor interpretativo a la hora de elegir entre el variado repertorio clásico.

Por otra parte, su estilo contiene el marcado dibujo de unas escalas rápidas y explosivas, así como la acumulación progresiva de unos acordes llenos de sugerente sentido percusivo, a los que acompaña una secuenciación añadida de notas armónicas que embellecen la interpretación. Su armonía se desarrolla dentro de un concepto eminentemente moderno y se nutre, a su vez, de la visión contemporánea de los “nuevos” guitarristas de jazz surgidos en los setenta. Todo ello construido sobre un lenguaje musical ecléctico, fresco y lleno de solvencia interpretativa. En definitiva, L. Corryel ha resultado ser un auténtico artesano del sonido en su sentido más impresionista, creador y dueño de un universo musical propio que ha generado cierta leyenda en torno a su nombre.

Discografía

Colaboraciones:

Larry Of Arabia (con Chico Hamilton), 1966
Jazz Composers Orchestra, JCOA, 1968.
Comunications, JCOA, 1968.
I’m Your Pal (con Gary Burton), 1968.
Hold On I’m Comming (con Herbie Mann), Atlantic, 1973.
Back Together Again (con Alphonse Mouzon), Atlantic, 1977.
One Plus Two Blues (con Philip Catherine), Elektra, 1978
Splendid (con Philip Catherine), Elektra, 1978.
Two for the Road (con Steve Khan), Arista, 1978.

En solitario:

Lady Coryell, Vanguard, 1969.
Coryell, Vanguard, 1969.
Spaces, Vanguard, 1970.
Offering, Vanguard, 197?
The Real Great Escape, Vanguard, 197?
Fairyland, Flying Dutchman, 1971.
Larry Coryell at the Villege Gate, Vanguard, 1971.
Barefoot Boy, Flying Dutchman, 1971.
Introducing the Eleventh House, Vanguard, 1974.
The Restful Mind, Vanguard, 1975.
Another Side of Larry Coryell, Vanguard, 1975.
Palner End, Vanguard, 1975.
Level One, Arista, 1975.
The Essential Larry Coryell, Vanguard, 1975.
Basics, Vanguard, 1976.
Aspects, Arista, 1976.
The Lion and the Ram, Arista, 1977.
European Impressions, Arista/Novus, 1978.
Larry Coryell and the Eleventh House at Montreux, Vanguard, 1978.
Tributaries, Arista/Novus, 1979.
Return, Vanguard, 1979
Bolero (1981)
A quiet day in Spring, Steeplechase, 1983.
Comin’ Home, Muse, 1985.
Equipoise, Muse, 1986.
Together, Corcord jazz, 1986.
Tokudo (1987)
Toku Do, Muse, 1988.
The Dragon Gate, Shanachie, 1990.
Bolero/Scherezade, 2000.
Count’s jam band reunion, 2000.

Autor

  • AGC ; 0106 RPV