A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
PolíticaBiografía

Clavería y Zaldúa, Narciso (1795-1851).

Militar y gobernador español de las islas Filipinas, nacido en Gerona en 1795 y fallecido en Madrid en 1851, que ejerció su mandato entre 1844 y 1849, el cual estuvo marcado por los intentos de pacificación de los territorios moros del sur del archipiélago y la intensa actividad de gobierno, con la introducción de numerosas reformas burocráticas.

Hijo de un coronel de artillería muerto durante la Guerra de Independencia, Narciso Clavería ingresó con catorce años en la Academia de Artillería de Segovia siguiendo los pasos de su padre. En 1813 fue destinado al ejército de Andalucía, cumpliendo misiones de estado mayor, y sólo participó en acciones de guerra en los meses finales de la contienda (sitio de Pamplona, 1814). Participó en la primera guerra carlista con la graduación de comandante de las tropas cristinas (1834), sirviendo a las órdenes del general Fernández de Córdova. En el transcurso de este conflicto tomó parte en diversos combates en la región vasca (Zarauz, Guetaria, San Sebastián), y en junio de 1839 ascendió al empleo de brigadier. Enemigo del general Espartero, el ascenso a la regencia de este último le obligó a partir al exilio en Francia (1841), regresando en 1843.

Clavería ostentaba la graduación de teniente general cuando arribó en Manila para asumir la gobernación de las Filipinas, en julio de 1844. El nuevo gobernador llegó con instrucciones precisas de Madrid, en el sentido de restaurar el prestigio de la soberanía española entre los nativos, expandirla en lo posible a las islas donde aún predominaba el paganismo o el islamismo, y frenar de paso los intentos de penetración comercial por parte de otras potencias, en particular Gran Bretaña. Así, en enero de 1845 instó al gobernador de Zamboanga a la firma de un pacto con el sultán de Basilan (isla junto al archipiélago de Joló) en virtud del cual este último se reconocía vasallo de España y autorizaba la construcción de una fortaleza en Pagsanhan; en junio de ese mismo año, otro tratado de no agresión con el sultán de Mindanao permitió a Clavería anexionar a la soberanía española parte de la costa occidental de esta isla así como del extenso territorio de Davao, que tras ser oficialmente asimilado como provincia pasó a denominarse Nueva Guipúzcoa (enero de 1849).

Sin embargo, ante la hostilidad de algunos caudillos joloanos, el gobernador Clavería tuvo que recurrir finalmente a la fuerza: en febrero de 1848 partió de Manila al mando de una expedición armada de seiscientos hombres embarcados en los buques Reina de Castilla, Magallanes y Elcano -los primeros vapores españoles en las Filipinas-, ocho cañoneros y varias embarcaciones menores. Después de mantener cortos pero intensos combates, esta fuerza logró la conquista de la isla de Balanguingui infligiendo a los defensores una completa derrota, un episodio por el cual este gobernador recibió los títulos de conde de Manila y vizconde de Clavería, así como la Cruz de San Fernando. De resultas de este hecho de armas otras islas del archipiélago de Joló acataron la soberanía española, de modo que uno de las aspectos principales de la gestión de Clavería se saldó con bastante éxito.

Entre las reformas llevadas a cabo por el gobierno de Narciso Clavería destacaron sendos decretos que dotaron de mayores competencias a los alcaldes mayores (1844) y permitieron la adopción de apellidos españoles a los nativos filipinos (noviembre de 1849). Durante su mandato también se reformaron los juicios de residencia, obligando a los gobernadores salientes a depositar una parte de su salario en concepto de fianza, se creó el primer sistema de seguridad social para los funcionarios de la administración (octubre de 1846) y vieron la luz varias publicaciones: El Amigo del País (1845); La Esperanza (1846); el Diario de Manila (1848); y El Instructor Filipino (1849). A su iniciativa se debió además la fundación de la Sociedad de Recreo (octubre de 1844), de la Escuela de Pintura y Dibujo, y un proyecto para la creación de una biblioteca militar (febrero de 1846).

Narciso Clavería renunció al cargo por razones de salud, siendo sustituido en el mismo por Antonio Urbiztondo (26 de diciembre de 1849). Fue autor de unas memorias autobiográficas.

Autor

  • Enciclonet