A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
PolíticaHistoriaBiografía

Carrington, Lord Peter (1919-VVVV)

Político inglés, secretario general de la OTAN desde 1984 hasta 1988, nacido el 6 de junio de 1919 en Aylesbury, en el condado de Buckingham.

Miembro de una conocida familia de banqueros de históricos vínculos con la Corona, recibió la esmerada educación propia de los miembros de su clase en el Eton College, el Royal Military College de Sandhurst y la Guardia de Granaderos, en la que se graduó en 1939. Durante la Segunda Guerra Mundial sirvió con el grado de mayor en la Guardia de Granaderos.

Miembro del Partido Conservador, desde 1946 se mantuvo activo en la Cámara de los Lores del Parlamento y desarrolló una carrera en las altas instituciones del Estado: secretario parlamentario del Ministerio de Agricultura (1951-1954) y de Defensa (1954-1956), alto comisionado en Australia (1956-1959), primer Lord del Almirantazgo (1959-1963), ministro sin cartera en el Foreign Office (1963-1964) y líder de la oposición tory en la Cámara de los Lores (1964-1970 y 1974-1979). Durante el gobierno de E. Heath ocupó la secretaría de Estado de Defensa (1970-1974), el ministerio de Suministros Aéreos (1971-1974), la secretaría de Estado de Energía (1974) y la presidencia del Partido Conservador (1972-1974).

Con posterioridad a 1974 desarrolló una carrera en la alta industria y tomó parte en los consejos de administración de las firmas Cadbury, Schweppes, el Barclay's Bank y la sociedad minera Río Tinto Zinc. Tras la victoria electoral tory del 3 de mayo de 1979 Carrington figuró en el gobierno Thatcher como secretario de Estado para Asuntos Exteriores y de la Commonwealth y ministro de Desarrollo de Ultramar. Se le definió entonces como un exponente de la aristocracia del Partido (extracción social que lo había dominado hasta mediados de los años sesenta), conservadora y tradicional, pero por encima de las clásicas etiquetas ideológicas y, desde luego, alejado de los modernos postulados thatcherianos.

Al frente de la diplomacia británica, Carrington presidió la Conferencia de Lancaster House (septiembre-diciembre de 1979), que abrió las puertas a la independencia de Zimbabwe (18 de abril de 1980), al contencioso con la CEE sobre la contribución británica al presupuesto comunitario y, sobre todo, a la ocupación por Argentina de las islas Malvinas (2 de abril de 1982). Él, que ya había discrepado con Thatcher por su virulencia en los asuntos europeos, hizo constar su reticencia a una solución militar, por lo que presentó su dimisión ese mismo mes. Un año después fue nombrado presidente de la compañía General Electric.

Sus dotes diplomáticas fueron valoradas por el Consejo Atlántico de OTAN, que el 8 de diciembre de 1983 lo eligió secretario general de la organización, puesto que desempeñó entre junio de 1984 y julio de 1988. Nuevamente prestó servicios a la comunidad internacional como presidente de la Conferencia de Paz para Yugoslavia, que a partir del 7 de septiembre de 1991, en La Haya, trató de reconciliar a las partes serbia y croata, en guerra abierta desde el 27 de julio anterior. Carrington lanzó sucesivas rondas negociadoras, convocó a los presidentes de una Yugoslavia en vías de disolución y auspició numerosos altos el fuego, iniciativas que la realidad se encargaría de malograr. El estallido del más mortífero conflicto de Bosnia (abril de 1992), cuatro meses después de llegarse a un precario cese de hostilidades en Croacia, añadió dificultades insuperables para las labores de mediación. Carrington, decepcionado al comprobar que su buena voluntad era ineficaz ante unos líderes (en especial los serbios) "habituados a mentir" y a no entender otro lenguaje que el de la fuerza, presentó su dimisión inesperadamente en agosto de 1992.

Lord Carrington está en posesión de la Legión de Honor francesa y la Cruz Militar. En 1994 la reina lo nombró Caballero de la Orden de la Jarretera. Desde 1990 es director del Daily Telegraph y en 1992 fue nombrado rector de la Universidad de Reading. En su larga lista de distinciones figuran también diversos cargos en museos y fundaciones y numerosos títulos académicos honoríficos.

Autor

  • Roberto Ortiz de Zárate