A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
PinturaBiografía

Bracquemond, Félix (1833-1914).

Pintor, diseñador, grabador y escritor impresionista francés, nacido en París el 28 de mayo de 1833 y fallecido en Sèvres, el 27 de octubre de 1914, que fue uno de los organizadores de la I Exposición Impresionista celebrada en 1874, primera muestra pública del movimiento y uno de los más destacados aguafuertistas de su generación.

Nacido en el seno de una familia humilde, los primeros años de la vida de Bracquemond los dedicó al circo, donde exhibió sus dotes como jinete. Abandonó la inestable vida circense y comenzó a trabajar en un taller litográfico, lo que le permitió familiarizarse con las técnicas de impresión. Su única formación artística consistió en su asistencia al taller del pintor Joseph Guichard, discípulo de Jean Auguste Dominique Ingres (1780-1867) y de Eugène Delacroix (1798-1863). En su juventud contó con el apoyo del filántropo Horace de Montègre, doctor que le puso en contacto con el filósofo Auguste Comte, cuya filosofía positivista influyó en el pensamiento de Bracquemond.

Expuso por primera vez en el Salón de París de 1852, muestra a la que aportó dos retratos deudores del estilo de Ingrés; el más destacable de ambos es el que realizó a Mme Paul Meurice (1852, Château Compiègne). A partir de 1860 se relacionó con los pintores James Whistler (1834-1903) y Edouard Manet (1832-1883), y con los escritores Charles Baudelaire (1821-1867) y Émile Zola (1840-1902). Juntos visitaban establecimientos especializados en la venta de grabados orientales como La Porte Chinoise y L'Empire Chinois; fue Félix Bracquemond uno de los primeros artistas en llamar la atención sobre el valor artístico de estas xilografías de origen japonés, que influyeron poderosamente en todos los movimientos artísticos franceses desarrollados en la segunda mitad del siglo XIX. Frecuentó otros círculos intelectuales de la capital francesa, entre ellos el Café Guerbois y el Café de la Nouvelle-Athènes en los que entabló amistad con Edgar Degas (1834-1917) y Fantin-Latour (1836-1904).

Este último lo retrató en su célebre obra Homenaje a Delacroix (1864) junto a sus colegas Cordier, Legros, Whistler, Manet, Balleroy, Duranty, Champfleury, Baudelaire y el propio Fantin-Latour. En 1862 se convirtió en uno de los miembros fundadores de la Sociedad de Aguafuertistas, y progresivamente abandonó los géneros pictóricos del retrato y el paisaje en beneficio de la obra gráfica. En 1869 contrajo matrimonio con la pintora Marie Quiveron Bracquemond (1841-1916), una de las principales representantes femeninas del movimiento impresionista. Las relaciones entre ambos fueron tensas debido al menosprecio con el que Félix trató la obra de Bracquemond. Marie tuvo que abandonar la práctica pictórica en diversas ocasiones o circunscribirla al ámbito familiar.

Durante siete años, el período comprendido entre 1872 y 1879, Félix Bracquemond ejerció desde su taller en París la dirección artística de la fábrica de porcelanas Haviland, establecida en la localidad de Limoges. Participó en la I Exposición Impresionista inaugurada el 15 de abril de 1874 en el estudio del fotógrafo Félix Nadar en el boulevard des Capucines y en dos ocasiones más con el citado grupo: en la IV Exposición (celebrada en la Avenida de la Ópera, entre el 10 de abril y el 11 de mayo de 1879) y en la V Exposición (celebrada del 1 al 30 de abril de 1880 en la rue des Pyramides). En estas dos últimas también expuso su obra su esposa Marie. En 1885, Bracquemond publicó su libro Sobre el dibujo y el color, en el que resume sus postulados estéticos.

Su labor en el terreno del grabado fue reconocida y apreciada por el público y se vio recompensada al otorgarle el Gran Premio de Grabado de la Exposición Universal de París de 1900. Entre las obras más destacadas de su prolífica producción artística, tanto pictórica como de obra gráfica, se encuentran los retratos de Eugene Delacroix (1864), Edmond de Goncourt (1882), Meyer-Heine (1872), Alphonse Legros (1861) o el de Zacharie Astruc. Otras obras destacadas son: Una tarde, La riña, Vista del Puente de Saint Peres (1877), Terraza de la villa Brancas (1876), Hombre con azada, La recogida de patatas y La muerte de Poussin.

Bibliografía

  • REWALD, JOHN. Historia del impresionismo. (Barcelona, Editorial Seix Barral, 1994).

  • WALTER, INGO (editor). La pintura del impresionismo 1860-1920. (Madrid, Benedikt Taschen, 1996).

  • DENVIR, BERNARD. Crónica del impresionismo. (Barcelona, Ediciones Destino, 1993).

  • VV. AA. Pintores del Siglo XIX. (Madrid, Editorial Lisba, 2001).

Enlaces en Internet

AJMS.

Autor

  • 0205 AJMS.