A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
PinturaBiografía

Biggers, John (1924-2001).

Pintor estadounidense nacido en Gastonia (Carolina del Norte), en 1924 y fallecido el 25 de enero de 2001. Artista superdotado y educador mundialmente aclamado por su amplia trayectoria artística y por su contribución al arte y a la cultura afroamericana, a lo largo de su carrera, compaginó su trabajo como artista con el de director del departamento de Arte de Texas Southern University, en Huston, tareas que compatibilizó hasta 1983, año en el que se retiró de la enseñanza para centrarse plenamente en la pintura.

Era el más joven de siete hermanos, su padre fue un predicador baptista, profesor de escuela, zapatero y granjero, y su madre lavandera y cocinera de familias blancas. Biggers creció en un ambiente de estrecheces económicas en donde el valor de la educación y el esfuerzo creativo era lo más importante. Su padre murió en un accidente en una plantación cuando él contaba trece años de edad y su madre empezó a trabajar como asistente en un orfanato de niños negros, gracias a lo cual pudo enviar a dos de sus hijos, uno de ellos John, a la Academia Lincoln, un internado que educaba a estudiantes de color para ser maestros.

Tras su graduación en Lincoln, entró en el Instituto Hampton, hoy en día Universidad Hampton, donde se apuntó a clases de arte. Allí conoció al maestro Viktor Lowenfeld, un refugiado judío que huyó de Austria en 1939 por culpa de la persecución nazi, y que contribuyó en gran medida a su desarrollo artístico. Lowenfeld animaba a sus estudiantes a leer acerca del arte y la cultura de sus antepasados y les introdujo en la escultura africana y en el trabajo de numerosos artistas afroamericanos.

Durante este tiempo, Lowenfeld se convirtió en un gran amigo de Biggers e incluyó un mural del joven aprendiz, Dying Soldier, en una exhibición de trabajos de los estudiantes de Hampton organizada por el Museo de Arte Moderno de Nueva York. Biggers ilustró además la primera edición de un texto de Lowenfeld, Creative and Mental Growth.

En Hampton, el joven Biggers fue introducido en el arte de algunos regionalistas americanos como Grant Wood, Thomas Hart Benton, Reginald Marsh y Harry Sternberg, y de muralistas mejicanos como Diego Rivera, David Alfaro Siqueiros y José Clemento Orozco. También entró en contacto con importantes figuras del llamado Renacimiento de Harlem, escritores como W. E. B. Du Boisy Alain Locke, y los artistas William Artis, Hale Woodruff, Elizabeth Catlett y Charles White.

Después de su alistamiento en la armada, en 1945 regresó a Hampton, donde permaneció seis meses, tras los cuales siguió a su maestro Lowenfeld hasta la Universidad de Pensilvania. En 1949 se trasladó a Huston donde fundó y dirigió el departamento de Arte de Texas Southern University, entonces llamada Texas State University for Negroes, cargo en el que estuvo durante 34 años. Allí continuó con la filosofía aprendida en Hampton y animó a los estudiantes a explorar su herencia afroamericana y a dibujar sus temas y su arte desde su propia experiencia.

En 1957 Biggers se convirtió en uno de los primeros artistas americanos de color que visitaba el continente africano, y lo hizo gracias a una beca de la UNESCO, con la que pudo estudiar las tradiciones y la cultura de África. Viajó junto a su mujer durante seis meses por Ghana, Benin, Nigeria, Togo y el Oeste del continente. Durante su viaje intentó fotografiar y dibujar todo cuanto veía: hombres y mujeres en los mercados, templos y santuarios, pescadores, niños y, en definitiva, a las gentes mientras desempeñaban sus actividades diarias.

Esta experiencia transformó su vida y su trabajo. A su vuelta creó un diario visual de todo su viaje: Ananse: The Web of Life in Africa. El libro, publicado por la Universidad de Texas en 1962, incluye 89 dibujos acompañados de un texto.

Después de su retiro de la enseñanza en 1983, Biggers dejó su propio legado en la Texas Southern University en forma mural (de unos 50 pies) titulado Family Unity. Un detalle del mismo se convirtió más tarde en una famosa litografía llamada The Upper Room (La habitación de arriba). Desde su retiro, Biggers dedicó todo su tiempo a pintar.

Autor

  • Sánchez