A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
MúsicaBiografía

Aute, Luis Eduardo (1943-VVVV).

Cantautor, pintor y cineasta español de larga carrera y gran discografía, nacido el 13 de septiembre de 1943 en Manila, ciudad en la que su padre estaba destinado por motivos profesionales (se dedicaba a la industria tabaquera). Al no ser muy estable la situación social en el archipiélago de las Filipinas, la familia se trasladó a Madrid en 1954, tras la liberación de la dominación japonesa resultante de la Segunda Guerra Mundial.

Estudió bachillerato en el Colegio de Nuestra Señora de las Maravillas. Suspendió el PREU y entró en la Escuela de Aparejadores pensando en estudiar arquitectura. A los quince días, sin embargo, abandonó la escuela y se fue a París, a conocer mundo y a estudiar cine. Hizo meritoriaje de dirección en Cleopatra, de Joseph L. Manckiewicz, pero luego decidió volver a España y se decantó por la pintura. Realizó su primera exposición a los dieciséis años. También por aquel entonces tuvo lugar su primer contacto con el mundo de la música; en 1960, Madrid era una ciudad propicia para el rock & roll, con multitud de florecientes grupos, y ese mismo año se enroló con Los Tigres, aunque no duró con ellos mucho tiempo. Más tarde lo intentó también con Los Sonor de Manolo Díaz, Carlos Guitart y Tony Martínez, pero la pintura y el cine le atraían mucho más por aquella época y fue a estas artes a las que dedicó principalmente su tiempo: expuso en Estados Unidos, Bélgica, París, Barcelona y Madrid. En 1965 hizo el Servicio Militar.

Mientras tanto, se dedicó también a la composición de canciones, que en principio sólo interpretaba en privado a sus conocidos y amigos, debido sobre todo a su timidez. Pero un buen día se tropezó con Massiel y entonces acabó su paz. Massiel todavía no tenía los veinte años y ya era pura dinamita; había ganado un festival y, a través de amigos comunes, conoció las canciones de Aute. Le gustaron algunas, como "Rosas en el mar" y, especialmente, "Aleluya número uno". Las grabó y alcanzaron un éxito sorprendente. Eran temas con un marcado tono de protesta, que rozaban los limites de la censura, burlada por cierto toque de existencialismo orientado hacia lo absurdo. Algunas revistas, como Tele Guía, inventaron un romance entre ambos artistas, igual que poco después hicieron con la propia Massiel y Joan Manuel Serrat para lanzar sus respectivas carreras.

Aute, por su parte, empezó a editar algunos singles, actividad que compaginaba con la pintura. El primero de esos singles fue "Don Ramón" / "Made in Spain". Por un lado, un retrato tipo Brassens; por otro, una feroz crítica a las costumbres provincianas españolas. Siguió con "Aleluya número uno" / "Rojo sobre negro", y poco después vio la luz su primer elepé, Diálogos de Rodrigo y Jimena, arreglado y dirigido por Juan Carlos Calderón, en el que se recogían las anteriores canciones en versiones cantadas en inglés o francés, y otras nuevas como "Los burgueses". El elepé se convirtió en apreciada pieza de coleccionista al agotarse rápidamente su primera edición.

Editó posteriormente cuatro singles más, entre los que destacaron "Mi tierra mi gente" y "Clamo al firmamento (Aleluya número dos)". Mientras tanto, una versión en inglés del primer "Aleluya", cantada por Ed Ames con el título de "Who will answer?", alcanzó el número uno de las listas de pop estadounidenses. En un afán de alejarse de tanta fama y tanta moda, se encerró en los estudios de la RCA, sello con el que grababa entonces, para realizar una serie de sesiones como resultado de las cuales grabó el elepé titulado 24 canciones breves, con arreglos de Carlos Montero y sólo tres instrumentos para arropar su voz: guitarra, violonchelo y contrabajo. El resultado fue un disco con tirada limitadísima que se agotó enseguida, y que también fue pieza de coleccionista hasta que el posterior éxito del cantautor permitió su reedición en 1977. En él era posible encontrar momentos sublimes, como el tema "Yo pertenezco", pero sobre todo canciones cortas, sin estribillo, apenas planteadas y resueltas en un minuto.

Los sucesos de mayo del 68, el triunfo de su amiga Massiel en Eurovisión, la censura política española y cuestiones personales diversas le llevaron a una seria crisis de identidad a finales de la década. Abandonó entonces la música para dedicarse a diversas facetas. Rodó su primer corto en 16 mm, Minutos después, que se presentó en el II Festival de Cine de Autor de Benalmádena. Se ganó la vida diseñando carpetas para discos editados por la RCA, considerados más tarde auténticas joyas del diseño español. En 1970 aportó diversas canciones para el espectáculo Castañuela 70, presentado por Las Madres del Cordero y el Grupo Tábano, como "Canción consumo", "Los fantasmas" o "Retales, chapuza y pastiche", subtitulada posteriormente "Aleluya número 3". En 1972 apadrinó a Rosa León, para cuyo disco de presentación en solitario aportó canciones tan hermosas como "Las cuatro y diez" o "De alguna manera". Tras estos años de duda, regresó decididamente en 1973 convencido por José Manuel Caballero Bonald, que le prometió absoluta libertad para desarrollar sus ideas. Diseñó una trilogía que, arreglada y dirigida por Carlos Montero, vio la luz en años sucesivos: Rito (Canciones de amor y muerte), en 1973; Espuma (Canciones eróticas), dedicado a su fiel amor Maritchu, en 1974; y Babel (Canciones satíricas), en 1976. A esta trilogía se añadió posteriormente Sarcófago (Canciones de muerte), editado en 1977.

Fruto de esta época son canciones como "Las cuatro y diez", "Dentro", "Anda" o "Adiós Inés de Ulloa". En 1976, Aute hizo una pausa en su carrera y, mientras grababa Babel, participó en Forgesound, un trabajo humorístico dedicado al gran dibujante español, donde colaboró con Rosa y Julia León, Jesús Munárriz y Teddy Bautista. Al ritmo de cha-cha-cha o de pasodoble se rieron de "Las cabras", de los directores generales en "Sillón de mis entretelas", de la evasión de capitales en "Ay Suiza patria querida", etc. El pasodoble final, "Antonio Fraguas el Forges", constituía por otra parte un brillante ejercicio de estilo.

En 1978 editó Albanta, uno de sus mejores discos, y ello por varias razones; primera, la calidad de las canciones, ya que en él se incluían "Al alba", "De paso", "A por el mar" o "Albanta", basada esta última en un dibujo y poema realizado por su hijo Pablo que dice “Las alas del agua vuelan por los ríos de Albanta”. "Al alba", que trataba de los últimos fusilamientos realizados por Franco, era ya una canción conocida en la versión de Rosa León, y se convirtió en un himno democrático de la transición. Bajo la apariencia de una canción amorosa, escondía un alegato contra la pena de muerte en favor de la libertad. En segundo lugar, Albanta fue un disco con estética rock. Lo produjo Teddy Bautista, quien además tocaba los teclados y que llamó a rockeros como Armando de Castro (de Barón Rojo) a las guitarras e introdujo una potente base rítmica. "Anda suelto Satanás" es un buen ejemplo de esta línea rock. Teddy utilizó además un cuarteto de cuerda en determinados momentos. Pero lo más importante del disco es lo que tenía de ruptura con lo establecido. Eran tiempos de cambio y utopía, y Aute sintonizó perfectamente con los reclamos sociales.

Superar Albanta no fue fácil. Lo intentó, repitiendo producción con Teddy Bautista, en De par en par, de 1979, otro disco rockero donde cada canción venía precedida por una cita de diversos autores. Por ejemplo, la canción más conocida del disco, "Queda la música", estaba inspirada en un verso de San Agustín.

En 1980 rompió con Ariola (su sello hasta entonces), con Caballero Bonald y con su subsello Pauta, para irse a la competencia, el subsello Gong de Gonzalo García Pelayo, que trabajaba para Movieplay. Publicó entonces el disco Alma, con arreglos de Luis Mendo. Era un trabajo menos eléctrico y con mayor riqueza instrumental, que se abría con el tema "No te desnudes todavía", que alcanzó gran éxito. El mismo equipo repitió en 1982 con Fuga, y tras ello Aute decidió llevar a la práctica un proyecto que luego sería copiado hasta la saciedad por el resto de los cantautores: un disco doble grabado en directo con una revisión de sus grandes éxitos realizada en compañía de buenos amigos. El concierto tuvo lugar el 4 de marzo de 1983 en el Teatro Salamanca de Madrid. Los amigos fueron Silvio Rodríguez, Joan Manuel Serrat, Pablo Milanés y Teddy Bautista. Luis Mendo hizo los arreglos y dirigió el evento, y el resultado fue Entre amigos, el disco más influyente de la canción de autor de los ochenta. Tuvo un éxito extraordinario, que se plasmó en ventas fabulosas y en unos resultados artísticos muy gratificantes.

Tras el éxito de Entre amigos en 1984, Aute volvió con Caballero Bonald a su anterior sello, Ariola. Trabajó con Luis Mendo y su grupo, Suburbano, y editó Cuerpo a cuerpo, segundo capitulo de una trilogía de Canciones de Amor y Duda iniciada sin saberlo con Fuga y concluida mas tarde con Nudo, de 1985. Canciones de esta época son "Cuerpo a cuerpo", "Cine cine", "Una de dos", "Como en Tahití" y "El Universo". Sus conciertos en la Plaza de Toros de Madrid el 6 de septiembre de 1985 y del 18 de ese mismo mes en la Plaza de Toros Monumental de Barcelona fueron apoteósicos.

En la primavera de 1986, Aute grabó un proyecto excepcional: Veinte canciones de amor y un poema desesperado, invirtiendo los términos del célebre libro de Pablo Neruda a quien estaba dedicado el disco. Las canciones eran todas conocidas y fueron grabadas de nuevo con arreglos de Suburbano. Como invitados especiales contó con Paco de Lucía, Arturo Sandoval, Frank Fernández y las voces de Paula Molina y Sandra Mihanovich. Adaptó las canciones a una estética rock, metamorfoseándose otra vez en un intento tanto de recrearlas como de no encasillarse de ninguna forma.

El siguiente disco, Templo, fue muchísimo más complejo; se trataba de otro elepé doble que vio la luz en estuche de cartón, con un libreto que reproducía un buen puñado de lienzos del autor (previamente expuestos en la Galería Kreisler Dos de Madrid) ilustrando las correspondientes letras, y algunos de cuyos ejemplares se vendieron firmados por el propio Aute. En él colaboraron músicos tan excelentes como Javier Paxariño, Manolo Sanlúcar o Tino de Geraldo entre otros, todos ellos bajo la dirección de Luis Mendo. Era un disco de carácter místico, en el que vocabulario y conceptos eminentemente litúrgicos y religiosos se utilizaban para sacralizar el sempiterno tema de las relaciones amorosas. Incluía el "Aleluya número cinco" y otras canciones que llegaron a ser conocidas, como "Cada vez que me amas". (Recordemos al lector observador que el "Aleluya número cuatro" es el tema "Elijo la locura", del disco De par en par).

En 1989 publicó Segundos fuera; al año siguiente Uffff, con cuatro efes; y, en 1992, Slowly, un tremendo éxito en el que contó con la presencia de Christina Rosenvinge y su cándida voz susurrante. En estos tres discos Aute dio a conocer canciones como "La belleza", "Polvo enamorado", "Siglo XXI" o "Slowly". En esta última canción se multiplican los guiños a la música de los sesenta, junto con otro tipo de alusiones presentes en todo el disco, como los tintes étnicos de "Hafa café"; el homenaje a Jacques Brel en "Jacques"; reminiscencias de Dylan en el tema anticorrupción "De tripas corazón"; o el recuerdo del entonces recientemente fallecido Serge Gainsbourg en "L’amour avec toi".

Slowly fue uno de sus mejores discos. Casi sin pausa, el 24 de septiembre de 1993, Aute invitó a Silvio Rodríguez a dar un concierto en la Plaza de Toros de las Ventas de Madrid. Los dos solos, con sus voces y sus guitarras, tocaron durante tres horas llenas de duende, y posteriormente reflejaron tal trabajo en un doble CD superventas: Mano a mano, otra obra maestra difícil de repetir.

1994 fue un año sabático para Aute. Casualmente, su descanso coincidió con el deseo de la revista El Europeo de iniciarse en el mundo de la edición musical. Querían editar disco-libros donde no sólo hubiera música, sino que dieran cuenta también de las circunstancias literarias o pictóricas de los artistas que editarían. Aute diseñó Animal, con canciones, poemigas y boligrafías: dibujos a bolígrafo, pequeños poemas y un buen montón de canciones no sujetas a estilo alguno. El 3 de marzo de 1995 lo presentó en una serie de cuatro conciertos en el teatro Albéniz de Madrid, en los que se dejaron ver Ruiz Gallardón (presidente de la Comunidad de Madrid), Pedro J. Ramírez (director del diario El Mundo) o el juez Baltasar Garzón, entre otros. La gira subsiguiente fue también otro éxito.

En otoño de 1995 fichó por Virgin y editó Alevosía, un álbum concebido con una estética completamente nueva, producido por Gonzalo Lasheras y con una visión sumamente renovada del concepto canción de autor. Las citas de este disco fueron de Hemingway, y contó con las colaboraciones de Silvio Rodríguez, Javier Álvarez, Ángel Petisme, Alicia Alemán o Misia, cantante portuguesa que anteriormente había realizado adaptaciones a ritmo de fado de alguna de sus canciones ("Las cuatro y diez", por ejemplo). También con Gonzalo Lasheras trabajó en Aire-Invisible, doble CD editado en 1998 con 31 canciones, dieciséis en castellano y el resto en inglés. El disco comenzaba con "Aleluya número siete" y contó con la presencia de Rodolfo Mederos, bandoneonista argentino, como invitado especial. (El "Aleluya número seis" fue la canción "Es porque existes", que justamente cerraba ese primer disco en castellano de Aire).

Además de su discografía, se han editado numerosos discos de Grandes Éxitos de este prolífico compositor. En 2000, un grupo de músicos unieron sus voces en Mira que eres canalla, Aute, un disco homenaje en el que versionaron algunos de los temas más populares del autor. Meses después, Aute respondió a este reconocimiento con un concierto en Madrid en el que interpretó las mismas canciones seleccionadas por sus compañeros para el álbum homenaje. También inició el nuevo milenio con Cómo gira este mundo, un nuevo tour de conciertos en directo que partió de México y recorrió varias ciudades españolas "con sus canciones de siempre".

Artista multifacético desde sus orígenes profesionales, en 2001 presentó su primer largometraje en el Festival de Cine de San Sebastián, Un perro llamado Dolor. La cinta, muda y animada por ordenador, recrea la relación del autor con algunos de sus pintores favoritos, como Goya, Picasso, Frida Kahlo o Dalí, a través de 4.000 dibujos realizados por el propio Aute.

2003 fue el año de presentación de Alas y balas, nuevo trabajo del compositor, y también de Autorretratos, un disco recopilatorio con el que el autor quiso celebrar su sesenta aniversario. La onomástica contó también con la publicación de Cuerpo del delito, un volumen con todas las letras de sus más de 300 canciones. En 2005, por su parte, presentó Autorretratos vol. 2, disco en el que en este caso retoma sus 32 canciones favoritas de su repertorio. Por otra parte, en mayo de ese mismo año la ciudad de Santander le dedicó la "Semanaute", un recorrido exhaustivo por su arte, incluyendo su música, su pintura, su cine y su poesía. Aute, además, cerró el año con la publicación de AnimaLhada, un libro-objeto de breves poemas, poemigas y retazos de ideas que pueden leerse, escucharse y contemplarse gracias a la inclusión de un DVD con dibujos, unas gafas especiales para ver imágenes en tres dimensiones y un CD con canciones.

Discografía

Diálogos de Rodrigo y Jimena. 1967.
Álbum 1966-67. 1984.
24 canciones breves 1967-68. 1968 (reeditado en 1977).
Rito. 1973.
Espuma. 1974.
Babel. 1976.
Sarcófago. 1977.
Albanta. 1978.
De par en par. 1979.
Alma. 1980.
Fuga. 1982.
Entre amigos. 1983.
Cuerpo a cuerpo. 1984.
Nudo. 1986.
20 canciones de amor y un poema desesperado. 1987.
Templo. 1987.
Segundos fuera. 1989.
Uffff. 1991.
Slowly. 1992.
Mano a mano. 1993 (con Silvio Rodríguez).
Animal. 1994.
Alevosía. 1996.
Aire / Invisible. 1998.
Alas y balas. 2003.
Autorretratos. 2003.
Autorretratos vol. 2. 2005
AnimaLhada. 2005

JML

Autor

  • José Miguel López Ruiz