A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
HistoriaBiografía

Alberola, Juan Bautista (ca. 1762-?)

Político español nacido en Valencia hacia el año 1762, cuya fecha de muerte se desconoce.

Alcalde mayor de Motilla del Palancar (Cuenca) y de La Solana, por nombramiento de Carlos III, y de Villarrobledo (Albacete) y corregidor de Bujalance (Córdoba), ya con Carlos IV.

En 1788 el Ministerio de Estado le comisionó, sin salario ni emolumento, la formación de planos y regulación del importe de los reparos necesarios en el camino de Madrid a Valencia por las Cabrillas. En 1790 reparó las cárceles de La Solana, promovió una Junta de caridad que tituló de San Carlos, para la que cedió el salario de la subdelegación de rentas, y redactó los estatutos, que envió al Consejo de Castilla, pasándolos éste a la Sociedad Económica Matritense, que los devolvió con elogio.
(Véase el apartado La Real Sociedad Económica Matritense en el artículo Sociedad Económica de Amigos del País).

En 1791 se le formó expediente, a causa de una queja del Inspector general de Infantería, fue prevenido el 17 de diciembre, pero se le dio la razón, por orden del Consejo de Castilla, el 18 de enero de 1792: parece haberse tratado de una disputa jurisdiccional. Obtuvo también plena satisfacción el mismo año, con motivo de una calumnia (no consta quién le calumnió, ni el fondo del asunto). También en 1792, por encargo del Ministerio de Gracia y Justicia, trabajó una instrucción sobre los alcaldes de barrio, con vistas al nuevo Código de leyes que se estaba preparando. En 1792 y 1793 reclutó noventa y cinco hombres para el ejército, manteniendo dos a su costa hasta que se firmó la paz con Francia. En 1797 devolvió a Villarrobledo las casas del Ayuntamiento, oficios y puestos públicos, escribanías y dehesas, que en el siglo XVII habían sido enajenadas al Patronato de los Santos Lugares.

Apunta entre sus éxitos haber apresado, en 1799, al ladrón que robó los pliegos oficiales y efectos del cónsul francés, que pasaba a Marruecos. Acaso el mismo año fomentó la población de San Carlos del Valle (Ciudad Real), por encargo del Consejo de las Ordenes. En 1803 fomentó los plantíos de olivos y la ocupación de los jornaleros, socorriendo su miseria con una sopa económica, que duró un mes. Preparó un trabajo sobre la necesidad de hospitales y hospicios, y los medios para erigirlos sin gravamen para el Estado. En el mismo año y en el siguiente, al presentarse la epidemia, creó un hospital, redactando sus estatutos para hacerlo permanente. Se dedicó también a la persecución de malhechores. Colaboró en 1808 en las batallas de Alcolea y Bailén, quedando a su cargo seis mil prisioneros de la última, hasta que fueron embarcados.

Fue presidente de la Junta de gobierno, observación y defensa de Bujalance, y comandante de las armas con la graduación de teniente coronel, como comandante del batallón de Milicias, Infantería y Caballería, que creó, sin sueldo ni emolumento alguno. Creó otro batallón, llamado de Bujalance, que en Córdoba se unió al ejército. En fecha indeterminada la invasión francesa le obligó a huir, siendo apresado por los enemigos en Córdoba. Llevado a Granada, y ante la amenaza de ser trasladado a Francia, se avino a colaborar, aunque pretende no haber jurado al Intruso. Desde su cargo protegió a los patriotas, evitó que la Alhambra fuese volada, y otros servicios eminentes, por lo que el Ayuntamiento constitucional y síndicos de Granada testificaron a su favor, siendo rehabilitado por la Regencia el 18 febrero 1814.

Restableció el orden en Pedro Muñoz (Ciudad Real) y Sisante (Cuenca): no consta el fondo del asunto. Y en los "ruidosos acontecimientos de Archidona" (Málaga), en 1814, logró la conciliación de todos, y el regreso de las familias emigradas. Corregidor honorario de Andújar en 1817-1820, imprime el 14 de mayo de 1820 el Extracto de los méritos de ..., que firma Ibarrola, y del cual se han sacado la mayor parte de las noticias aquí consignadas. Magistrado también honorario de la Audiencia de Sevilla en 1821-1823, año en el que pasa como magistrado suplente a la Audiencia de Valladolid.

A. GIL NOVALES.

Autor

  • Gil Novales