A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
LiteraturaBiografía

Aguilera Malta, Demetrio (1909-1981).

Escritor ecuatoriano, nacido en Guayaquil el 24 de mayo de 1909, y muerto en México el 28 de diciembre de 1981. Con sus escritos contribuyó a renovar la narrativa ecuatoriana a partir de la década de 1930. Hasta 1922 vivió en la hacienda de su padre ubicada en la isla San Ignacio, del golfo de Guayaquil. En este año entró a estudiar en el colegio Vicente Rocafuerte de Guayaquil, donde además de en los estudios tradicionales se formó en el arte de la pintura y de la música. El acontecimiento que por aquellos años marcaría su vida fue el encuentro con Joaquín Gallegos Lara, el cual, según él mismo manifestó, le provocó "un verdadero deslumbramiento".

Ya por entonces comenzó a publicar sus primeros poemas en revistas como Cromos y La Prensa. Inició estudios de derecho, pero pronto los abandonó. En 1929 imprimió en mimeógrafo su obra El libro de los manglares, ilustrado por él mismo; ese mismo año triunfó en el Salón de Arte de la Municipalidad con su caricatura Como lo ve Triana, como le ve el patrón, y ganó un premio especial por sus trabajos en madera y en pirograbado. Trabajó como periodista en varios periódicos de Ecuador, y en los de Panamá durante el año que vivió en ese país. En 1930 publicó, junto con Joaquín Gallegos Lara y Enrique Gil Gilbert el libro Los que se van (1930), obra que marca un hito en la literatura ecuatoriana y que inició el derrotero de la protesta social en el Ecuador. Tres años después apareció en Madrid la más importante de sus novelas, Don Goyo (1933).

Becado por el Ministerio de Educación viajó a España a estudiar literatura en 1935. Como al poco tiempo se desatara la guerra civil en aquel país, actuó en ella como reportero de guerra, y escribió luego otras obras inspiradas en aquellos acontecimientos: Madrid, La revolución española a través de dos estampas de Anthony Eden y España leal (1937). A partir de 1955, estableció su residencia en México, pues se había casado con la mexicana Velia Márquez Inclán en 1953. Algunos de los cargos por él desempeñados fueron los de Subsecretario de Educación y Director del Museo Nacional, bajo la dictadura del General Enríquez Gallo; consejero de la Embajada cultural en Chile, agregado cultural en Brasil y Embajador del Ecuador en México, bajo el gobierno de su sobrino Jaime Roldós Aguilera. Fue miembro fundador de la Casa de la Cultura Ecuatoriana, de la Comunidad Iberoamericana de Escritores y de la Casa de la Cultura Latinoamericana. Dictó conferencias en las principales universidades latinoamericanas y en varias de Estados Unidos. Después de su muerte, su cuerpo fue incinerado y sus cenizas esparcidas en las aguas del golfo de Guayaquil, tal como él había deseado.

Otras de sus obras son, en teatro: Lázaro (1939, que narra la historia del profesor Lázaro Ronquillo y Chancleta que debe hacer equilibrios para sobrevivir con su escaso sueldo); Sangre azul (1946); Dos comedias fáciles (1950), Tigre (1956), Dientes blancos (1960); en 1970 publicó en Guayaquil una recopilación de su dramaturgia en Teatro Completo. En narrativa: algunos episodios americanos bajo los títulos de La cabellera del sol, El Quijote del Dorado, Un nuevo mar para el Rey y Los Generales de Bolívar, todos ellos entre 1964 y 1965; Canal Zone (1935, testimonio sobre la zona del canal colonizada por los norteamericanos, libro que le acarrearía la prohibición de entrar a los Estados Unidos por varios años), La Isla Virgen (1942), Una Cruz en Sierra Maestra (1960, relatos), Infierno negro (1967, sobre los abusos de los blancos contra los negros de Estados Unidos), Siete lunas y siete serpientes (1970, de ambiente cholo y realismo mágico y alucinante), El secuestro del General (1971), El Jaguar (1977) y Requiem por el Diablo (1978). En 1927, publicó en colaboración con Jorge Pérez Concha, el libro de poemas titulado Primavera Interior. También hizo alguna incursión, aunque sin éxito, en el campo del cine, con dos películas: La cadena infinita (1949, basada en su novela Tierra de Esperanza) y Entre dos Carnavales (rodada en Brasil).

En 1971, Aguilera Malta fue condecorado con la Medalla de Oro de su ciudad natal y homenajeado durante el Encuentro de Escritores Latinoamericanos celebrado en Guayaquil. El presidente Oswaldo Hurtado Larrea le otorgó, en 1981, el Gran Premio Nacional de Cultura Eugenio Espejo. A su muerte dejó escritos varios relatos sobre un jugador de fútbol, que pensaba publicar bajo el título de Las pelotas de Píndaro. Aguilera Malta es uno de los precursores de la nueva narrativa hispanoamericana.

Autor

  • Cipriano Camarero Gil